Home Noticias La guía determinante para utilizar WhatsApp de manera segura

La guía determinante para utilizar WhatsApp de manera segura

by Ronny
59 views
WhatsApp

¿Son seguras las diálogos que se mantienen en WhatsApp? Según enseña Fernando Suárez Lorenzo, presidente del Consejo General de Colegios Profesionales en Ingeniería Informática, “es cierto que tiene popularidad de no ser segura, pero además es verdad que ha evolucionado y que ya hace tiempo las diálogos están cifradas de radical a extremo”. El punto débil en este eslabón de la seguridad puede estar, de nuevo, en el usuario. Los hábitos, o probablemente el desconocimiento, tienen la posibilidad de propiciar que las fotografías y las diálogos aparentemente privadas terminen en manos ajenas. No obstante, es viable extremar la seguridad, tanto en la configuración como en la utilización de la utilidad de chat más habitual en parte importante del planeta.

Verificación en dos factores

Hablamos de la más eficiente cubierta de custodia en lo que tiene relación a la intimidad del usuario en algún aplicación o servicio que utilice mientras está conectado a internet. Radica en usar un gadget agregada para que el sistema cerciore la certeza de su identidad. Es un procedimiento muy recurrente que se usa para operar en la banca electrónica, donde se necesita la primer parte de un código temporal enviado al dispositivo móvil.

Esta funcionalidad transporta ya tiempo utilizable en WhatsApp, aunque de manera opcional, por lo cual lo primero es que el usuario lo active. El sistema pide además la primer parte de un código PIN que asegura frente una oportunidad aterradora: La de que alguien duplique la tarjeta SIM y descargarse todas las diálogos. “Si alguien accediera a nuestra SIM y la instalara en un nuevo teléfono, algo que no es complicado, podría volver a poner todas las diálogos aunque estuvieran cifradas”, advierte Suárez. Esta eventualidad se puede limitar activando esta cubierta de seguridad.

Bloqueo biométrico

Es imposible acusar a Meta de no haber puesto a disposición del usuario las cuestiones de inseguridad adecuadas; la cuestión radica en que parte importante de ellas son opcionales. Es la situacion del bloqueo de la pantalla. WhatsApp puede configurarse para que la pantalla se bloquee de forma automática —con independencia del propio bloqueo del teléfono— y para que al entrar al contenido sea primordial usar la huella dactilar o la cara, en relación del gadget.

Para encender el bloqueo de pantalla hay que entrar a Cambios > Cuenta > Privacidad, y ahí encender la casilla del bloqueo. El sistema da, además, la oportunidad de entablar un tiempo de bloqueo. Esta funcionalidad puede parecer redundante al tener en cuenta que los celulares cuentan ya con códigos de bloqueo, pero desde WhatsApp se alude a ella expresamente como una medida de seguridad, para no dejar el dispositivo al alcance de otros y, si eso llega a ocurrir, que estén protegidas las diálogos con un sistema de bloqueo.

Chats temporales

WhatsApp incorporó hace numerosos meses una de las funcionalidades más demandadas por los defensores de la intimidad de la plataforma: que las diálogos se borren de forma automática transcurrido un tiempo. Esta funcionalidad opcional provoca que los mensajes desaparezcan al pasar veinticuatro horas, una semana o noventa días, según elija el usuario. ¿Por qué puede ser atrayente activarla? El primordial fundamento reside en incrementar el nivel de intimidad, puesto que no va a quedar rastro de la conversación una vez se haya superado el período de tiempo predeterminado.

Siendo sinceros, ¿es verdaderamente primordial sostener almacenadas las diálogos de hace numerosos años? Lo verdaderamente sensato sería que los chats fueran temporales predeterminado, algo que puede configurarse en Ajustes > Cuenta > Privacidad, y ahí detallar la duración ya establecida. Eso sí, esto solo se utiliza para las diálogos nuevas; en las que ya están las mantiene. Los chats temporales proponen, además, otra ventaja: asisten a limitar el espacio ocupado por las diálogos.

Borrar conversaciones antiguas

Muerto el perro, se acabó la íra. Algo de esta forma podría aplicarse frente el peligro de que las diálogos terminen en manos ajenas. Si se borran, es realmente difícil que se dé esa circunstancia no deseada. “Además de limitar la información que se comparte, una aceptable norma de seguridad en WhatsApp radica en remover las diálogos antiguas”, explica José Manuel Ávalos, consultor en ciberseguridad. Uno no puede acordarse lo que escribió hace años en un chat preciso y, si esta información cayera en manos ajenas, podría transformarse en una verdadera bomba de relojería.

Esto es primordialmente importante en lo relacionado con las fotos que se envían, de las que se pierde el control completamente una vez van del gadget del remitente. Este profesional además sugiere tener particular precaución con los ficheros o links adjuntos que se reciben, más que nada por medio de grupos, ya que tienen la posibilidad de ser la puerta de ingreso a un ataque o puerta de inseguridad del gadget.

Related Posts