El DualShock 4 es un gran mando que se puede utilizar tanto de forma inalámbrica como con cable, e incluso funciona con muchos otros dispositivos además de la PlayStation 4. Si ves que tu mando de PS4 no se conecta a tu PS4, puede que tengas un problema de firmware, interferencias, una batería defectuosa o cualquier otro problema. Para ayudarte a solucionar este problema, empezaremos con la solución más sencilla y seguiremos a partir de ahí.

¿Qué causa que un mando de PS4 no se conecte?

Los problemas de sincronización representan la razón más común por la que los mandos de PS4 no se conectan. El mando puede desincronizarse por sí mismo, o alguien puede haberlo sincronizado con una consola o dispositivo diferente. En algunos casos, un problema de firmware con el mando puede incluso impedir que se sincronice correctamente.

Además de los problemas de sincronización, es posible que tengas un problema con el cable USB o la batería. Necesitas un cable USB que sea capaz de transferir tanto datos como energía para realizar el proceso de sincronización, y los problemas con cables desgastados y puertos USB dañados también pueden impedir que tu mando se conecte.

Dado que los mandos de PS4 utilizan el Bluetooth para conectarse de forma inalámbrica, las interferencias de la señal también son un problema con el que puedes lidiar. Si hay muchos dispositivos inalámbricos cerca de tu PS4, eso puede impedir que tu mando se conecte.

Cómo arreglar un mando de PS4 que no se conecta

Para averiguar por qué su mando no funciona correctamente, y conseguir que se conecte a su PS4 para que pueda empezar a jugar de nuevo, realice cada uno de los siguientes pasos en orden.

Utilice un cable USB. Su objetivo es probablemente jugar de forma inalámbrica, pero el primer paso es asegurarse de que su mando realmente funciona. Si funciona cuando se conecta a la PS4 con un cable USB, entonces el mando en sí es al menos nominalmente funcional, y puedes proceder.

Asegúrate de que la batería funciona. Si el mando no se enciende, entonces intenta cargarlo. Si sigue sin encenderse, incluso cuando se conecta a la PS4, entonces sospecha de la batería. Para reemplazar la batería de un mando de PS4, tienes que desmontar el mando.

Comprueba si la conexión USB está suelta. Con un cable USB enchufado a tu mando, pincha suavemente el conector. Si se siente suelto, o sale con facilidad, entonces puede haber un problema con el enchufe o el conector del cable. Puedes ocuparte de esto último simplemente probando un nuevo cable, mientras que para arreglar el puerto USB de un mando de PS4 tienes que desmontar el mando.

Si la conexión está suelta, comprueba si hay restos en el enchufe. Es posible que puedas eliminar los restos con cuidado con aire comprimido y un pequeño palillo o una herramienta similar.

Prueba el cable USB. Antes de seguir adelante, tendrás que asegurarte de que el cable USB funciona realmente. Si el mando se ilumina al conectarlo, es un buen indicio de que probablemente funciona.Sin embargo, es posible que proporcione energía, pero no una conexión de datos.

Para asegurarse de que su cable USB está funcionando realmente, pruébelo con un dispositivo diferente. Vea si funciona con un controlador de PS4 diferente si tiene uno, o si es capaz de utilizarlo para transferir datos desde un dispositivo como su teléfono a un ordenador. Si el cable funciona tanto para la transferencia de datos como para la alimentación, probablemente no sea el problema.

Prueba con otro cable USB. Si no puedes probar tu cable USB, o los resultados no son concluyentes, prueba a conectar tu mando a la PS4 con otro cable USB. Si es posible, utiliza un cable micro USB de alta calidad que estés seguro de que funciona tanto para la transferencia de datos como para la alimentación.

Si el cable funciona, puedes intentar sincronizar el mando.

Sincroniza el mando de la PS4. Si el mando de la PS4 ya no está sincronizado con la consola, no se conectará. Es posible que tú u otra persona lo haya sincronizado con otra consola en el pasado, o que se haya desincronizado por algún otro motivo.

Si el mando no se sincroniza de inmediato, asegúrate de probar tanto el método de sincronización inalámbrico como el de cable.

Desconecta el mando de otros dispositivos.¿Has utilizado el mando de PS4 con un PC o Mac, lo has conectado a tu teléfono o lo has utilizado con otro dispositivo que no sea tu consola PS4? Si todavía está conectado al dispositivo original, eso puede impedir que se conecte a tu PS4, especialmente si el otro dispositivo está cerca y sigue intentando conectarse.

Si has utilizado tu mando de PS4 con cualquier otro dispositivo que no sea tu PS4, asegúrate de eliminarlo de la lista de conexiones Bluetooth del otro dispositivo, desactiva el Bluetooth en el otro dispositivo o apaga el otro dispositivo por completo.

Elimina las fuentes de interferencia de Bluetooth. Si tu mando se enciende, pero no puedes sincronizarlo mediante el método con cable o inalámbrico, o si pierde rápidamente la conexión, es posible que haya demasiadas interferencias entre tu PS4 y tu mando.

Intenta eliminar cualquier dispositivo cercano que utilice Bluetooth o que cree interferencias en la misma banda de 2,402 – 2,4835 GHz de la que depende tu mando. Este procedimiento puede solucionar muchos de los problemas del mando de PS4, incluidos los problemas de conectividad. Deberías empezar con un restablecimiento suave si es posible, lo que requiere tener acceso a un segundo mando de PS4 que esté en buen estado de funcionamiento. Si eso no funciona, o no tienes un segundo mando, entonces prueba con un restablecimiento duro.

Después de restablecer tu mando, intenta emparejarlo con tu consola para ver si ya ha empezado a funcionar.