La tecnología inalámbrica 4G es la cuarta generación de servicios celulares. Sprint fue la primera compañía en ofrecer velocidades 4G en Estados Unidos, a partir de 2009. Ahora todas las compañías lo ofrecen en la mayoría de las zonas del país, aunque algunas zonas rurales siguen teniendo sólo la cobertura 3G, más lenta.

Por qué es importante la velocidad 4G

A medida que los teléfonos inteligentes y las tabletas desarrollaron la capacidad de transmitir vídeo y música, la necesidad de un ancho de banda de datos constante y sostenido creció a la par.

Antes, las velocidades de los celulares eran mucho más lentas que las conexiones de banda ancha de alta velocidad de los ordenadores. Dado que la mayoría de los datos de los celulares se centraban en navegadores optimizados para móviles y aplicaciones muy sencillas, no necesitaban grandes conductos de datos.

La velocidad de 4G se compara favorablemente con algunas opciones de banda ancha y es particularmente útil en áreas sin conexiones de banda ancha.

Tecnología 4G

Aunque todos los servicios 4G se denominan 4G o 4G LTE, la tecnología subyacente no es la misma en todos los operadores. Algunos utilizan la tecnología WiMax para su red 4G, mientras que Verizon Wireless utiliza una tecnología llamada Long Term Evolution, o LTE.

Sprint dice que su red 4G WiMax ofrece velocidades de descarga diez veces más rápidas que una conexión 3G, con velocidades que alcanzan los 10 megabits por segundo. La red LTE de Verizon ofrece velocidades de descarga de entre 5 Mbps y 12 Mbps. La de T-Mobile varía entre 7 Mbps y 40 Mbps.

No te dejes engañar por los umbrales de velocidad. La velocidad de descarga es una función de la capacidad del hardware del dispositivo, la congestión de la torre más cercana, la naturaleza de los datos y la ubicación de la torre en relación con el dispositivo. Muy pocas personas reciben sistemáticamente un rendimiento máximo.

¿Qué viene después?

Pronto, las empresas que promocionan las redes WiMax y LTE hablarán de la tecnología IMT-Advanced, que ofrecerá velocidades 5G. Se espera que esta tecnología sea más rápida, tenga menos zonas muertas y acabe con los límites de datos en los contratos de telefonía móvil. El despliegue comenzará probablemente en las grandes zonas urbanas.