Home Belleza y fitness Los primeros pasos de los rastreadores de actividad portátiles

Los primeros pasos de los rastreadores de actividad portátiles

by Sebastián Acosta Agulló

Aunque no siempre son tan llamativos (o tan caros) como los relojes inteligentes como el Apple Watch o los teléfonos inteligentes que tienen contadores de pasos incorporados, los rastreadores de actividad (también conocidos como rastreadores de fitness o bandas de fitness) representan una parte considerable de los dispositivos a los que nos referimos como «wearables». Y para las personas con un estilo de vida activo, estos dispositivos ofrecen las estadísticas esenciales, desde las calorías quemadas hasta el ritmo cardíaco. Sigue leyendo para obtener más información sobre los rastreadores de fitness.

Antecedentes y comienzos

No hay que confundirlos con los relojes deportivos especializados para corredores, nadadores y ciclistas, los rastreadores de actividad portátiles equipados con sensores han surgido en los últimos años como accesorios útiles tanto para los deportistas serios como para los ocasionales. Gracias a un acelerómetro, estos dispositivos, que se colocan en la muñeca o en un clip, pueden realizar un seguimiento de la actividad. La popularidad de los rastreadores de actividad ha inspirado a muchos usuarios a proponerse dar al menos 10.000 pasos al día. Además, muchas personas utilizan los rastreadores como herramientas de motivación: muchos dispositivos ofrecen aplicaciones móviles complementarias que permiten, por ejemplo, comparar las estadísticas con las de los amigos.

El Fitbit, que debutó en 2008 como dispositivo de pinza, fue uno de los primeros dispositivos de seguimiento de la actividad que acaparó la atención del público. Desde entonces, empresas grandes y pequeñas han entrado en este espacio con sus propias pulseras de fitness. Y aunque los smartwatches suelen costar más de 200 dólares, las pulseras de fitness suelen ser más baratas, lo que las hace atractivas para los consumidores habituales que quieren funciones específicas de control de la actividad.

Es importante tener en cuenta que los dispositivos de seguimiento de la actividad son todavía un trabajo en curso. Un estudio publicado en el Journal of the American Medical Association reveló que los teléfonos inteligentes ofrecen un recuento de pasos más preciso, mientras que las pulseras subestiman el número de pasos dados. Además, los podómetros y acelerómetros específicos eran más precisos que los teléfonos inteligentes y las pulseras de fitness. Considerar las estadísticas de los rastreadores de fitness como una guía aproximada de los niveles de actividad es un acierto.

Características principales

Los dispositivos de seguimiento de la actividad se adaptan a diversos grupos demográficos, pero prácticamente todos registran la información básica del entrenamiento, como los pasos dados. Más allá de eso, aquí están las características clave que pueden ser de interés:

  • Altímetro: Aunque casi todos los dispositivos de seguimiento de la actividad física cuentan los pasos, no todos pueden llevar un registro de la altura ganada (por ejemplo, cuántos tramos de escaleras has subido). Si esta métrica te interesa, busca un monitor de actividad que incluya un altímetro. Te sorprenderá saber cuántos tramos subes al día… ¡suma!
  • Seguimiento del sueño: No todas las pulseras de fitness cuentan con un modo de sueño para controlar la calidad de tus «Z», y no todo el mundo quiere llevar un aparato en la muñeca cuando se acuesta. Sin embargo, si estás interesado en mejorar tu sueño, la compra de un wearable con seguimiento del sueño incorporado puede ofrecerte información valiosa. Por ejemplo, una pulsera de fitness con monitorización del sueño puede decirte cuántas horas has dormido en una noche determinada, así como cuántas de ellas han sido de sueño profundo.
  • Aplicación complementaria: Junto con una cuenta web y una aplicación móvil, un rastreador de fitness puede ofrecer información útil sobre tus hábitos de ejercicio.
  • Diseño resistente al agua: Si nadas con frecuencia, busca un modelo resistente al agua. Sin embargo, los atletas serios deberían elegir un reloj de entrenamiento específico de Garmin u otras marcas.

El futuro de los wearables

Teniendo en cuenta que los smartwatches y los dispositivos de seguimiento de la actividad se llevan en la muñeca, no es de extrañar que las empresas combinen las funciones de ambos dispositivos en uno solo. Quizá el ejemplo más destacado sea el Apple Watch. Además de registrar los pasos dados, la duración de tus entrenamientos y las calorías quemadas, el reloj inteligente de Apple te sugerirá nuevos objetivos en función de tus estadísticas y te recordará que te pongas de pie si has estado sentado demasiado tiempo.

El Apple Watch no es el único reloj inteligente que ofrece estadísticas de fitness. El Pebble y el Pebble Steel ofrecen recuento de pasos y monitorización del sueño integrados, y puedes sincronizar estos datos con otras aplicaciones para un análisis más profundo. Y Wear (antes Android Wear) es la plataforma de software de Google para dispositivos wearables que admite smartwatches con sensores GPS, lo que permite a los corredores hacer un seguimiento de sus distancias.

Es de esperar que la distinción entre «smartwatch» y «rastreador de actividad» siga difuminándose a medida que las empresas incorporen cada vez más funciones de fitness en los smartwatches que ofrecen notificaciones móviles.

Related Posts