Los teléfonos inteligentes, como toda la tecnología, empiezan a ralentizarse después de un tiempo. Hay muchas razones por las que los teléfonos empiezan a ralentizarse, muchas de las cuales se pueden resolver con relativa rapidez. También es importante tener en cuenta que su teléfono puede parecer más lento, ya que parecía mucho más rápido cuando lo compró por primera vez. A veces, sin embargo, la actualización a un nuevo modelo es la solución.

Razones comunes por las que los teléfonos se ralentizan:

  • Mala conexión de datos o Wi-Fi
  • Software y aplicaciones desactualizadas
  • Aplicaciones que consumen mucha energía
  • Poco espacio de almacenamiento

Cómo acelerar el teléfono

Hay muchas soluciones para acelerar un teléfono lento, que incluyen desde reiniciar, actualizar el sistema operativo, descargar datos y restablecer la configuración de fábrica. Muchas de las soluciones pueden resolver todo tipo de otros problemas también.

  1. Comprueba la intensidad de la señal Wi-Fi. A veces no es tu teléfono el que va lento, sino tu conexión Wi-Fi. También podría ser un problema de la red móvil. Comprueba estas conexiones y cambia a otra red Wi-Fi o muévete a otro lugar.
  2. Reinicia tu Android o restablece tu iPhone. Si no has reiniciado tu teléfono en un tiempo, esto podría servir. Siempre es una buena idea intentarlo antes de buscar otras posibilidades, ya que puede arreglar una serie de problemas de rendimiento.
  3. Comprueba si hay actualizaciones de tu smartphone Android o iOS. Las actualizaciones del sistema operativo a menudo contienen correcciones de problemas que pueden ralentizar el teléfono, como los procesos en segundo plano. Si hay alguna disponible, sigue adelante y actualiza tu sistema operativo Android o iPhone.
  4. Desinstala las aplicaciones de Android o iPhone que ya no utilices, o que ocupen la mayor parte del espacio o del ancho de banda. En todo caso, esto libera espacio para nuevas aplicaciones, fotos y otros datos.
  5. Comprueba si hay actualizaciones de las aplicaciones de Android o de las aplicaciones de iOS. Para las aplicaciones que sí utilizas, asegúrate de que están al día. Al igual que con las actualizaciones del sistema operativo, las actualizaciones de las aplicaciones a menudo contienen correcciones de errores que pueden causar problemas de rendimiento.

    Cómo acelerar el teléfono

    Cómo acelerar el teléfono

  6. Libera espacio de almacenamiento en tu Android o tu iPhone. Aprovecha el almacenamiento en la nube y haz una copia de seguridad de tu Android o iPhone utilizando un servicio en la nube como Google Drive, Google Photos, iCloud y Apple Photos.
  7. Borra los datos de la caché de tu Android o tu iPhone. En ocasiones, los datos que guarda tu smartphone para que las cosas se muevan más rápido pueden ralentizar el funcionamiento. Borrarlos puede solucionar inmediatamente los problemas del smartphone y también liberar espacio.
  8. Restablece los ajustes de fábrica de tu Android o restablece tu iPhone. Si nada más funciona, prueba a restablecer los ajustes de fábrica, pero asegúrate de hacer una copia de seguridad de tus datos primero.
  9. Ponte en contacto con el servicio de asistencia técnica. En el caso de los teléfonos Android, ponte en contacto con tu operador o fabricante; los usuarios de iPhone pueden concertar una cita en el Genius Bar. Si tu smartphone sigue funcionando con lentitud después de un restablecimiento de fábrica, es hora de buscar ayuda externa.
  10. Considera la posibilidad de actualizarlo. Si no has tenido éxito, puede ser el momento de actualizarlo a un nuevo modelo. Los usuarios de Android deben consultar nuestra guía sobre cuándo tiene sentido actualizarlo. Los usuarios de Apple pueden inscribirse en el programa de actualización del iPhone o comprobar si son elegibles para una actualización.