¿Quieres escuchar algunas de las lecciones de éxito de Bill Gates?

Bill Gates es el hombre más rico del mundo, tras fundar Microsoft en 1975. Ahora vale más de 100.000 millones de dólares a partir de 2021, ya que Microsoft se ha alzado con la creación de la marca de sistema operativo número 1, Windows, que se ha vuelto a desarrollar varias veces.

Microsoft también creó la Xbox, que se ha convertido en uno de los sistemas de juego más populares, si no el más popular del mundo.

Lecciones de éxito de Bill Gates

He buscado en la red y he recopilado una lista de 10 lecciones de éxito de Bill Gates; que ha dado a la gente en un momento u otro de su vida, para mostrarles lo que se necesita para llegar a ser exitoso y rico.

Después de todo, es el hombre más rico del mundo, así que ¡escucha!

1.

La primera de las lecciones de éxito de Bill Gates es empezar lo antes posible.

Bill Gates sólo tenía 13 años cuando empezó a trabajar con ordenadores. Cuando empiezas algo en un momento temprano de tu vida, te moldeas en torno a ello.

No sólo tendrás la oportunidad de alcanzar el éxito antes que la mayoría de la gente, sino que también será menos probable que quieras abandonar.

Si tienes un sueño por el que empiezas a trabajar cuando eres joven, serás más inmune a que la gente te diga lo que puedes o no puedes hacer.

Para cuando seas un adulto y la gente empiece a tener más en cuenta lo que estás trabajando, serás lo suficientemente terco como para ignorarlos.

La época en la que más te influyen los demás es cuando eres más joven, así que si has visto cosas en la tele o en internet en las que otros han tenido éxito, esto se grabará en tu mente y no tendrás dudas sobre lo que puedes o no puedes hacer.

2.

A Bill Gates le gustaba mucho asociarse con gente, con gente que era la que mandaba y eso hizo que Gates se convirtiera en el «Sidekick».

Estaba contento con esto porque le abrió nuevas oportunidades y la posibilidad de aprender de otros empresarios de éxito que podían enseñarle un par de cosas.

No sólo eso, sino que significó que estableció relaciones con personas que sin duda podrían ayudarle en sus futuros proyectos.

3.

Seamos sinceros, no vas a ganar 60.000 dólares al año nada más salir del instituto, así que si por alguna razón crees que lo harás deja de engañarte. No importa cuánta educación tengas, todavía necesitas la experiencia para trabajar en la cima.

No vas a ser nombrado director general de una empresa multinacional sólo porque tengas un título en gestión empresarial.

Ese es un puesto que hay que ganarse, ya sea creando tu propia empresa y trabajando duro para llevarla a la cima o abriéndote camino dentro de una empresa y demostrando tu valía a la gente.

4. SER TU PROPIO JEFE LO ANTES POSIBLE

Bill Gates se convirtió en jefe a una edad bastante temprana. Se lo merecía, y le puso en una posición excelente con puro control sobre su éxito.

«Si no construyes tu sueño, alguien te contratará para construir el suyo». – Bill Gates

5. No te quejes de tus errores, aprende de ellos

¿Qué sentido tiene culpar a los demás de tus errores? ¿A quién quieres engañar? Tus errores son culpa tuya, no son culpa de nadie más, así que deja de culpar a otras personas sólo para intentar librar tu conciencia de la culpa.

Los errores se cometen para aprender de ellos. Ahora ya sabes qué hacer o qué no hacer en la misma situación cuando se presente por segunda vez y créeme, en la mayoría de los casos se presentará de nuevo.

«Si metes la pata, no es culpa de tus padres, así que no te quejes de tus errores, aprende de ellos». – Bill Gates

6. Comprométete y apasiónate

Creo que esto siempre lo incluye todo emprendedor como un buen consejo. Tienes que estar comprometido con lo que amas y tener una gran pasión por lo que haces.

Las personas que tienen éxito en este mundo lo hacen parecer tan fácil porque aman absolutamente lo que hacen. Si las cosas te parecen demasiado estresantes y difíciles, entonces no estoy seguro de que estés trabajando en lo correcto.

7. La vida es la mejor escuela, no la universidad o el colegio

No importa cuántos libros leas, ni cuántos exámenes hagas, nada de la universidad o el colegio puede prepararte adecuadamente para la vida en el mundo real.

Los trabajos y los jefes de la vida real no consisten sólo en que tú estudies y ellos te enseñen. Es un trabajo de la vida real que tienes que ser capaz de llevar a cabo, de lo contrario, te despedirán. Fin de.

«Si crees que tu profesor es duro, espera a tener un jefe. No tiene titularidad». – Bill Gates

8. Sé amable con los empollones

Es cierto, las personas que probablemente clasificarías como «empollones» son en realidad las que más trabajan, las más inteligentes y las más decididas a triunfar.

Si eres horrible con los empollones, entonces básicamente te estás arriesgando con el destino, porque fácilmente podrías acabar trabajando para uno, o incluso solicitar un puesto en una empresa dirigida por alguien que conoces y con el que has sido horrible en el pasado.

Aun así, ¿crees que tienes posibilidades de conseguir el trabajo?

«Sé amable con los empollones. Lo más probable es que acabes trabajando para uno». – Bill Gates

9. La televisión no es la vida real

Tienes que dejar de dejarte absorber por la televisión y creer que lo que estás viendo en algunos casos puede ser realmente lo que la gente hace en la vida real.

La vida real es dura y cualquiera que se acerque al éxito no estará sentado en una cafetería todo el día hablando con sus amigos. Estará trabajando para pagar sus facturas y mejorar su situación financiera.

«La televisión NO es la vida real. En la vida real la gente tiene que salir de la cafetería e ir a trabajar». – Bill Gates

10. La vida no es justa

Otra de las lecciones de éxito de Bill Gates es aprender que la vida no es justa.

No importa lo mucho que trabajes en la vida, siempre habrá momentos en los que las cosas no salgan como tú quieres, quizás sin tener la culpa. Cosas que no puedes controlar. Te derribarán, pero tienes que ser capaz de levantarte.

La vida no es justa. Es una prueba, un juego, un riesgo. Si te caes y no te molestas en volver a levantarte, no mereces tener éxito. Los ganadores saben que la vida no es justa y seguirán levantándose hasta conseguirlo.

«La vida no es justa. Acostúmbrate a ello». – Bill Gates

11. Estar preparado para asumir riesgos

Empezar un negocio es un poco como apostar, no siempre estás seguro de si vas a ganar o no. Sin embargo, la única diferencia es que puedes elaborar una estrategia y planificar lo suficientemente bien como para asegurar el éxito de tu negocio.

Esta cita de Bill Gates no sólo es aplicable a los empresarios, sino también a la vida en general. El mundo está lleno de incertidumbres. La vida no tiene reglas y tienes que sacrificar ciertas cosas para llegar a tu destino.

La gente te pisará y rechazará, pero al final del día, si eres capaz de reunir el valor para seguir adelante, nada se interpondrá en tu camino.

«Los negocios son un juego de dinero con pocas reglas y mucho riesgo». – Bill Gates

12. Nunca adelantes tu camino al éxito

NADA es fácil y eso incluye tener éxito. Bill Gates y Paul Allen pusieron en marcha Microsoft sobre una base inestable, pero a través de la paciencia y el trabajo duro, fueron capaces de superar las luchas que encontraron.

Esto demuestra que no hay atajos para el éxito, amigo mío. Se necesita tiempo para construir un imperio y toda una vida de sacrificio para mantener la consistencia.

«La paciencia es un elemento clave del éxito». – Bill Gates

13. Siéntete orgulloso de lo que eres

Muchas personas se frustran porque no son tan inteligentes, ricas o talentosas como la persona a la que admiran. Puede que te sientas frustrado porque no tienes tanto éxito como Bill Gates, pero tienes que afrontar la realidad de que todos nacemos de forma diferente.

Cada persona tiene sus propias habilidades únicas y hay que aceptarlo para tener éxito.

Si empiezas a valorarte a ti mismo y a lo que puedes ofrecer, tendrás más confianza para hacer las cosas a tu manera.

«No te compares con nadie en este mundo… si lo haces, te estás insultando». – Bill Gates

14. Sé humilde en todo momento

Es genial soñar con el éxito y todo lo que conlleva. Sin embargo, si dejas que se te meta en la cabeza y empiezas a pensar que eres intocable, eso no es lo que se llama éxito.

La vida es una rueda, es imprevisible. Puedes estar en la cima hoy pero en el fondo al día siguiente. (¡Confía en mí!) Lo mejor es mantenerse humilde en todo momento y no olvidar nunca lo que te ha llevado hasta ahí en primer lugar.

«El éxito es un pésimo maestro. Seduce a las personas inteligentes para que piensen que no pueden perder». – Bill Gates

15. Tómate las cosas de forma positiva y ama el aprendizaje

Bill Gates también tuvo su buena ración de clientes insatisfechos, pero ¿sabes qué? Nunca lo consideró como algo negativo. Por el contrario, se tomó a pecho sus opiniones y las utilizó para mejorar su trabajo.

Cuando las personas escuchan críticas y malos comentarios, se desaniman con facilidad y su afán de éxito va cuesta abajo.

Pero si lo piensas, esta negatividad te ayudará más de lo que crees, si te fijas bien. Aprende de tus errores y carencias y utilízalo como catalizador para ser el mejor en lo que haces.

«Tus clientes más infelices son tu mayor fuente de aprendizaje». – Bill Gates

16. Acepta los fracasos y sigue adelante

Los fracasos son más importantes que el éxito, porque fracasando te conviertes en un triunfador. Las mayores lecciones de la vida y el conocimiento que lo cambia todo se encuentran cuando se fracasa.

Cuando tienes éxito, puedes aprender lecciones, eres feliz, la gente te elogia y todos están dispuestos a ayudarte. Pero cuando fracasas, todo es oscuro y sabrás lo que es sufrir. Verás los verdaderos de los falsos.

Más que la alegría que te proporciona el éxito, da siempre más importancia a las lecciones que aprendiste cuando fracasaste. Utiliza eso como tu arma a medida que avanzas en el viaje de la vida.

«Está bien celebrar el éxito, pero es más importante prestar atención a las lecciones del fracaso». – Bill Gates

17. Comparte tu éxito con los demás

La última de las lecciones de éxito de Bill Gates es compartir tu éxito con los demás.

Usted conoce la sensación de ser propietario de una pequeña empresa emergente. Es difícil y probablemente hayas pasado por muchas dificultades.

Un verdadero empresario de éxito apoyará y compartirá sus conocimientos con otros aspirantes a empresarios, dándoles el ánimo y la inspiración que necesitan.

«Cuando miremos hacia el próximo siglo, los líderes serán aquellos que den poder a los demás». – Bill Gates

Resumen

He aquí un rápido resumen de las lecciones de éxito de Bill Gates:

¿Con cuántas lecciones de éxito de Bill Gates estás de acuerdo? Deja un comentario a continuación.