Todo en la vida, incluidos sus compromisos laborales y personales, depende del funcionamiento de su cerebro.

La mayoría de nosotros hoy en día nos vemos gravemente afectados por el estrés. Según la Asociación Americana de Psicología, el estrés tiene un impacto negativo en nuestra salud mental y física. Sin embargo, muchos creen que no se hace lo suficiente para controlar el estrés.

Cuando estamos estresados, la negatividad nos rodea y perdemos nuestra capacidad de pensar racionalmente. Sin embargo, podemos mejorar las cosas siendo conscientes. Según Mindful.org, el mindfulness puede describirse como;

«la capacidad humana básica de estar plenamente presentes, conscientes de dónde estamos y de lo que estamos haciendo, y no excesivamente reactivos o abrumados por lo que ocurre a nuestro alrededor.»

Al ser consciente, puedes superar una determinada situación y traer positividad a tu vida. La pregunta que surge aquí es: ¿qué hará una persona con cero mindfulness?

¿Sufrir toda la vida? No necesariamente. La gente puede entrenarse para ser consciente y tomar las riendas de su vida. Aquí es donde la meditación juega un papel importante.

No es ningún secreto que la meditación puede reducir el estrés de forma significativa, pero ahora los estudios han demostrado que también tiene ciertos beneficios neurológicos. De hecho, puede cambiar el cerebro y su funcionamiento.

Esto significa que si se practica la meditación de la manera correcta, las personas pueden llegar a ser conscientes y hacer que su vida sea increíble. Según Shawn Achor, el principal experto mundial en el tema de la conexión entre la felicidad y el éxito;

«En sólo un lapso de dos minutos realizado durante 21 días seguidos, podemos realmente recablear tu cerebro (con la meditación), permitiendo que tu cerebro realmente trabaje de manera más optimista y con más éxito.»

Algunas formas en las que la meditación y la atención plena pueden ayudar son:

  • Mejorar el rendimiento del cerebro
  • Promover el pensamiento creativo
  • Reducir la ansiedad y el estrés
  • Aumentar la compasión

4 Consejos de meditación para ser consciente

La gente a menudo se preocupa por lamentar el pasado y preocuparse por el futuro, tanto que se pierde las experiencias presentes que hacen que la vida sea hermosa.

La meditación puede ayudarte a cultivar una vida consciente, significativa y feliz. A continuación te explicamos cómo puedes iniciar tu viaje hacia la atención plena:

1.

La respiración profunda activa el sistema nervioso parasimpático para la respuesta de relajación.

La respiración profunda también reduce la frecuencia cardíaca y la presión arterial de forma rápida y eficaz.

Al principio, la inhalación tiende a ser más larga que la exhalación. Pero a medida que uno se calma gradualmente, la exhalación se vuelve más larga, lo que indica que el cuerpo ha alcanzado el modo «descansar y digerir» . Esto relaja el cuerpo desde el interior.

Cierre los ojos y respire profundamente. Cuente hasta cuatro al inhalar y hasta ocho al exhalar. Cuando practique la respiración, concéntrese en su respiración y en nada más. Al exhalar, imagine que el estrés abandona su cuerpo y su mente.

La mañana temprano es el mejor momento para la respiración profunda, pero puedes practicarla en cualquier momento del día. Es posible que al principio te resulte difícil concentrarte, pero con la práctica regular podrás entrenarte con eficacia.

Además de aliviar el estrés, la respiración profunda también ayuda a mejorar la concentración.

2. CORRER COMO MEDITACIÓN Correr como meditación

No mucha gente piensa en correr como una forma de meditación, pero al igual que la meditación te ayuda a conectar tu mente y tu cuerpo, correr te ayuda a hacer lo mismo. Al correr, escuchamos a nuestro cuerpo para alcanzar nuestros próximos objetivos. Para correr de forma consciente, es necesario:

  • Centrarte en tu respiración.
  • Fijarte en tu alineación (para asegurarte de que colocas los pies en el lugar correcto, de que inclinas tu cuerpo en el ángulo adecuado, de que te fijas en las cosas que te rodean para evitar hacerte daño, etc.).
  • Compite contra ti mismo (en lugar de contra otros) para aumentar la resistencia. Correr te ayuda a sincronizar tu mente y tu cuerpo. Practicando el mindful running, puedes mejorar tu salud, tu resistencia y prepararte para los retos que te esperan.

3.

El método de escaneo del cuerpo ayuda a la relajación completa y te hace consciente de las diferentes regiones de tu cuerpo, donde reside el sufrimiento inconsciente. Este método te permite experimentar cómo se siente cada parte (de tu cuerpo) sin intentar cambiar nada.

Los expertos describen la meditación de escaneo corporal como;

«una forma de entrar en contacto con el cuerpo, soltar los sentimientos de necesidad de hacer cosas y liberar las emociones reprimidas».

Las investigaciones también demuestran que incluir la meditación de escaneo corporal en la práctica de la atención plena reduce los problemas de sueño y mejora los síntomas y la gravedad de la fatiga, así como la depresión.

La meditación de escaneo corporal puede realizarse estando tumbado, sentado o en cualquier otra postura. Busca una postura cómoda y tómate unos minutos para calmarte mientras mantienes los ojos cerrados. Respira de forma constante mientras lo haces.

A continuación, lleve su conciencia a las distintas sensaciones de su cuerpo. Empiece por los pies. Observe cómo se sienten contra el suelo. Si encuentra alguna molestia, respire profundamente y exhale lentamente permitiendo que la molestia salga de su cuerpo.

Suba gradualmente hasta la espalda. Experimente cómo se siente contra el césped o la silla en la que está sentado. Concéntrese en todas y cada una de las partes de su cuerpo y, siempre que note alguna molestia, inspire y relájese mientras espira.

Los principales beneficios de la meditación de escaneo del cuerpo son:

  • Mejora la concentración.
  • Te hace más consciente de ti mismo y de tu entorno.
  • Te ayuda a relacionarte de forma diferente con tu experiencia actual.
  • Te ayuda a estar en el momento presente, por lo que ya no te preocupas por el pasado o el futuro.

4. ESCUCHAR, NO OÍR Escuchar, no oír

¿Conoces la diferencia entre oír y escuchar?

Oír se define como recibir sonidos o información por los oídos.

No es necesario prestar atención a lo que se oye. Pero escuchar es el acto de prestar un 100% de atención a lo que se oye. Cuando alguien te escucha, te sientes especial y respetado. Lo mismo experimentan los demás cuando les escuchas. Por lo tanto, te relacionas mejor.

Cuando la escucha se realiza como parte de la meditación, te ayuda a tomar conciencia de lo que te rodea sin juzgar y abre tu mente.

Por ejemplo, si estás escuchando citas inspiradoras, no te permitas juzgar lo que estás escuchando o cómo puede afectar a tu vida. Simplemente cierra los ojos y explora cada aspecto del discurso.

Este ejercicio te ayuda a mejorar tu concentración y tus relaciones. Así, mientras te conviertes en un mejor padre o cónyuge, también te conviertes en un mejor empleado o jefe. Esto se debe a que cuando realmente escuchas a la gente, estás en una mejor posición para proporcionar una solución o empatizar.

Conclusión

Mindfulness puede mejorar la calidad de vida en general y ayudarte a ser un mejor ser humano. Lo mejor de todo es que puedes inculcar la atención plena a través de la práctica regular.

Así que si no tienes mindfulness en la actualidad, prueba los consejos anteriores para adquirirlo y mejorarlo, y ejercer un mejor control sobre tus emociones y en la forma en que tu cerebro reacciona ante diferentes situaciones.