Los sueños se llaman sueños por una razón. Son visiones e ideas enormes y audaces. Son todo lo que siempre hemos querido tener y hacer en nuestra vida. Así que es comprensible que mucha gente dude y no crea en tus sueños cuando se los cuentas.

Es bastante triste que esto ocurra, y se debe principalmente a que la persona con la que hablas también tiene sus propios sueños, pero sabe que probablemente nunca los alcanzará.

Y la razón por la que saben que nunca vivirán los sueños propios, es porque no trabajan para ello. Siempre se inventan excusas de por qué no pueden trabajar en sus sueños, y al final del día sólo esperan que aparezcan de la nada, como si les tocara la lotería.

5 Razones por las que la gente no cree en ti

Oigo a mucha gente decir «Si ganara la lotería…» , y me hace pensar a mí mismo. ¿Por qué esperar a ver si tienes suerte y te toca la lotería? ¿Vas a pasar toda tu vida esperando que te toque la suerte? ¿Por qué no salir y trabajar para conseguirlo? Las posibilidades de que tengas éxito de esa manera son mucho mayores.

Aquí tienes 5 razones por las que la gente no cree en ti ni en los sueños que tienes en la vida.

1) No les ha funcionado

Es increíblemente fácil que la gente dude de todos tus sueños cuando ellos tienen sueños similares que no están ni cerca de conseguir. Además, si supuestamente se han esforzado al máximo y no les ha salido nada, seguro que es imposible, ¿verdad? No es así.

El hecho de que algo no haya funcionado para otra persona no significa que sea imposible. Si te propones algo, con mucho trabajo podrás conseguirlo. Seguro que es muy poco probable que estas personas crean en ti, pero no dejes que eso te detenga.

2) Tus sueños pueden parecer poco realistas

Cualquier cosa que parezca poco realista para «la norma» a la gente le costará creerla. Es decir, no se ve a mucha gente conduciendo un Lamborghini o haciendo exactamente lo que quiere en un momento dado, a no ser que estés mirando en Internet a los famosos, ¿verdad?

Es un porcentaje muy pequeño de la población que llega a tener este éxito, y además, si todo el mundo tuviera este éxito entonces nuestra definición de éxito sería mucho más alta.

Así que seguro que tus sueños te parecerán poco realistas, pero lo que tienes que recordar es que probablemente hay mucha gente ahí fuera, que está viviendo los mismos sueños que tú como su realidad, que han venido del mismo entorno que tú, porque han trabajado duro para ello.

Si estás preparado para trabajar por ello, demuestra que todo el mundo está equivocado. De todos modos, ¿no es lo irreal lo que todo el mundo persigue?

3) Han escuchado la misma historia antes

¿Eres una de esas personas que le ha dicho a tus amigos y a tu familia muchas veces que vas a hacer algo increíble, y que te vas a volver rico y exitoso, pero nunca lo haces?

Incluso si alguien realmente cree en ti la primera vez que le cuentas tus sueños; si no trabajas duro para conseguirlos, pero sigues explicando a tus amigos que lo harás, entonces, como muchas cosas, con el tiempo su fe en ti se desvanecerá.

Si realmente quieres que la gente crea en ti, no sigas dándoles la misma historia. Diles cuando estés seguro de que te vas a dejar la piel para tener éxito.

4) Están anclados en sus costumbres

Algunas personas están ancladas en sus costumbres de «la vida es la vida» . Consigues un trabajo normal, ganas algo de dinero, consigues una casa, una familia e intentas divertirte de vez en cuando. La mayoría de los grupos de amigos se sitúan en esta tesitura.

Si alguien se atreve a soñar más allá de esta vida estándar, sus amigos se apresurarán a decirle que donde está ahora «es la vida» , y que sus sueños son imposibles.

5) Ni siquiera crees en ti mismo

Necesitas tener un 100% de confianza en ti mismo y en lo que quieres en la vida, para que los demás puedan apoyarte y creer en ti. Si en este momento, eres una persona que está luchando por creer en sus ideas, sus sueños y visiones, entonces cuando le cuentes a otras personas sobre ellos no vas a estar hablando con total confianza.

A los demás les parecerá que no estás seguro de ellos, y si alguien tenía dudas de que ese tipo de cosas fueran realizables en primer lugar, tu falta de confianza ciertamente no les va a convencer.