La mayor√≠a de nosotros est√° de acuerdo en que la calidad de audio es un factor importante cuando se trata de m√ļsica. En cuanto al equipo de audio que usamos, tener los ¬ęauriculares que mejor suenan¬Ľ del mundo importa poco si no son c√≥modos durante mucho tiempo. ¬ŅCu√°nto se puede disfrutar si se tienen que hacer ajustes constantes y/o descansos frecuentes para evitar que se produzcan dolores de sienes o de cabeza?

A diferencia de los monitores de oído (IEM, que son ligeramente diferentes de los auriculares), como el DUNU D2000, la gran mayoría de los auriculares de botón y de sobretensión no tienen el lujo de contar con puntas intercambiables para un ajuste personalizado. Elegir unos auriculares con un acolchado más grueso puede parecer una opción obvia, pero hay más aspectos que afectan a la comodidad general que las almohadillas de felpa por sí solas. Por supuesto, el peso es un factor a tener en cuenta, pero los auriculares más ligeros pueden ser tan propensos a generar una sensación de dolor con el tiempo como los más pesados. Hay más cosas que considerar que unos auriculares con buena apariencia y estilo moderno.

Al igual que los rostros humanos se parecen, pero difieren en formas, tama√Īos y contornos, los auriculares tambi√©n presentan variaciones √ļnicas en los detalles. Y eso puede marcar la diferencia. Lo que funciona para otra persona puede no ser c√≥modo para usted. As√≠ que aqu√≠ est√°n las cosas que hay que tener en cuenta cuando se buscan esos auriculares que se ajustan perfectamente.

Extensión de los auriculares

No existe una norma sobre lo grande o peque√Īo que debe ser un par de auriculares, y no todos los fabricantes eligen dise√Īos que ofrezcan una amplia extensi√≥n de los auriculares. Si las copas acaban siendo demasiado cortas para ajustarse correctamente a las orejas o sobre ellas, surgen varios problemas. Las copas (sobre todo las de los auriculares) que no llegan lo suficientemente abajo acaban presionando las orejas contra la cabeza. Esta fuerza constante sobre las zonas de tejido blando provoca r√°pidamente dolores, y m√°s a√ļn si llevas gafas, ya que el tallo duro se interpone en el medio.

Los auriculares deben tener un sellado completo y c√≥modo alrededor de las orejas, lo que tambi√©n es importante para obtener la mejor calidad de audio posible de los auriculares. Los auriculares que no tienen un alcance vertical suficiente pueden dejar un hueco entre la piel y el acolchado, justo alrededor de los l√≥bulos de las orejas. Y si tiene un hueco importante, puede esperar un efecto negativo en la reproducci√≥n de la m√ļsica y en las propiedades de aislamiento de los auriculares. Si los auriculares son demasiado cortos para la forma y el tama√Īo de tu cabeza, es posible que te sientas inclinado a aplastar la diadema para forzar el ajuste. Esto no s√≥lo ser√≠a una soluci√≥n muy temporal y quisquillosa, sino que podr√≠a acabar sintiendo m√°s peso en la parte superior de su cabeza.

Cuando elijas unos auriculares, escoge unos que puedan centrar las copas sobre tus orejas sin necesidad de que est√©n completamente extendidas (si es posible). La holgura adicional le ofrece un peque√Īo margen de maniobra para facilitar el ajuste; puede deslizar la banda hacia delante o hacia atr√°s por la parte superior de la cabeza para reubicar la presi√≥n y/o encontrar el punto √≥ptimo en funci√≥n de su posici√≥n (por ejemplo, sentado en posici√≥n vertical o apoyado en una almohada). Aunque no es habitual, cualquiera puede encontrarse con unos auriculares que siguen siendo demasiado grandes, incluso cuando los auriculares est√°n ajustados en su posici√≥n m√°s corta. Es mejor evitarlos en la mayor√≠a de las situaciones, a no ser que prefiera sentarse perfectamente quieto para equilibrar y/o empujar constantemente los auriculares hacia su sitio.

Fuerza de sujeción

La fuerza de sujeci√≥n es lo que determina el grado de ajuste de los auriculares contra su cara. Una inspecci√≥n visual no ser√° de mucha ayuda aqu√≠, ya que la √ļnica manera de medir realmente este aspecto es usando los auriculares. La fuerza de sujeci√≥n te mostrar√° d√≥nde se encuentran los puntos de presi√≥n, independientemente de lo bonitas y gruesas que sean las almohadillas. Si la fuerza es excesiva, es posible que tenga la sensaci√≥n de que le han metido la cabeza en un tornillo de banco; de nuevo, esta sensaci√≥n ser√° peor para los que lleven gafas. Si la fuerza de sujeci√≥n es demasiado escasa, es probable que los auriculares se desprendan y caigan con el m√°s m√≠nimo movimiento de cabeza.

Lo ideal es encontrar unos auriculares que ofrezcan una fuerza de sujeción uniforme en todo el contacto que hacen las almohadillas. Si las almohadillas presionan más en las sienes (o en cualquier tejido blando) que en cualquier otra parte, es de esperar que esa zona se fatigue más rápidamente. Hay que tener más en cuenta a quienes llevan piercings, que pueden experimentar una mayor sensibilidad a la presión directa. Si puedes, usa auriculares durante 30 minutos o más. Cualquiera puede soportar las molestias durante breves periodos; querrás ver lo cómodo que te sientes después de un periodo prolongado sin descansos.

Al igual que un par de zapatos o unos vaqueros nuevos, algunos auriculares necesitan un poco de tiempo para ¬ęacostumbrarse¬Ľ. Los productos tienden a ser r√≠gidos nada m√°s sacarlos del embalaje, por lo que estirar los auriculares puede ayudar a acelerar el proceso de relajaci√≥n de los materiales. Busca una bola o caja grande (similar o mayor que el tama√Īo de tu cabeza) para colocar los auriculares y d√©jala as√≠ durante uno o dos d√≠as. Muchos modelos de auriculares permiten un ajuste manual permanente de la diadema, siempre que seas cuidadoso. Proceda con cuidado, porque hay otros tantos que est√°n dise√Īados con una construcci√≥n fija/r√≠gida con poca/cero capacidad de flexi√≥n en absoluto. No querr√°s romper accidentalmente tu equipo.

Rotación del auricular

La rotaci√≥n del auricular va de la mano con la fuerza de sujeci√≥n, con respecto a la adaptaci√≥n a los contornos naturales de las caras, as√≠ como a la entrega de una presi√≥n uniforme. Se pueden encontrar auriculares con diferentes grados de este tipo de movimiento lateral y/o vertical, por lo que merece la pena prestar atenci√≥n a c√≥mo est√° dise√Īado el producto. Los auriculares con copas completamente fijas son los que menos margen de maniobra ofrecen: si la parte superior/frontal de las almohadillas presiona m√°s contra la cabeza que la parte inferior/trasera, poco se puede hacer. No todos tenemos una cabeza perfecta, con forma de caja, para complementar ese tipo de estilo de auriculares.

Muchos auriculares disponen de copas que giran y se tumban. Aunque este dise√Īo es ideal para viajar de forma compacta (aunque los auriculares suelen ser los m√°s adecuados para ello), tambi√©n afecta en gran medida a la comodidad. Las orejas y los rostros tienden a estrecharse, por lo que los auriculares con un rango m√°s libre de movimiento lateral son capaces de ajustarse instant√°neamente a los individuos de adelante hacia atr√°s. Adem√°s, hay auriculares que tienen la capacidad de girar verticalmente, a menudo gracias a un dise√Īo con bisagras. El movimiento vertical ayuda a garantizar que las almohadillas se ajusten bien y de forma uniforme a la parte superior e inferior de las orejas. Por supuesto, puede encontrar auriculares con rotaci√≥n lateral y vertical, que probablemente sean los m√°s c√≥modos desde el principio.

Cuando compre auriculares c√≥modos, busque los que tengan tazas de o√≠do con cierta libertad de movimiento – incluso un poco puede recorrer un largo camino. Este tipo de dise√Īos ayudan a mantener una fuerza de sujeci√≥n que no se concentra en zonas espec√≠ficas de la piel, lo que provoca incomodidad, fatiga o incluso dolor. Pero hay que tener en cuenta que los auriculares pueden tener las orejeras fijas y seguir siendo c√≥modos de llevar. Los que tienen diademas flexibles son capaces de proporcionar la movilidad vertical/lateral deseada. En definitiva, lo que quiere es que los auriculares sean naturales y acogedores, ya que mantienen un contacto firme pero uniforme con la cabeza.

Profundidad y tama√Īo de los auriculares

Aunque se aplica m√°s a los auriculares sobre la oreja que a los on-ear, la profundidad y el tama√Īo de los auriculares pueden ser importantes. Si los auriculares sobre la oreja y las almohadillas son demasiado poco profundos, es de esperar que las orejas toquen y/o rocen el interior. Para algunos, esto puede ser una mera molestia; para otros, un problema. Normalmente, los fabricantes de auriculares s√≥lo colocan una fina tela sobre el metal o el pl√°stico que aloja los transductores; no cuente con un interior ex√≥ticamente afelpado para su piel sensible.

El tama√Īo y la forma de los auriculares pueden ser igualmente importantes. Si alguna vez has llevado unos zapatos demasiado peque√Īos para tus pies, entender√°s lo inc√≥modo que puede resultar meter las orejas en espacios diminutos. Incluso las almohadillas de cuero blando pueden empezar a resultar abrasivas con el paso del tiempo debido al constante roce que se produce al mover o girar la cabeza. Las personas con piercings adicionales tambi√©n pueden experimentar una mayor irritaci√≥n por los auriculares de tama√Īo claustrof√≥bico. Si no se ajusta bien, lo sabr√°s muy pronto.

La mayor√≠a de las copas/almohadillas para las orejas se encuentran en una de estas tres formas: c√≠rculo, √≥valo y D. A pesar de que las orejas no son redondas, las copas/almohadillas circulares son las m√°s f√°ciles de manejar. Suelen ofrecer un amplio espacio y no hay que preocuparse por la inclinaci√≥n de los auriculares. Las copas/almohadillas ovaladas y en forma de D suelen ser m√°s complicadas y particulares; no siempre se alinean con la direcci√≥n de las orejas. La mayor√≠a de los auriculares presentan copas que mantienen una l√≠nea recta con la diadema, aunque la mayor√≠a de los seres humanos no tienen las orejas completamente verticales. Sin embargo, hay algunos dise√Īos de auriculares, como el Phiaton BT460, que tienen en cuenta la anatom√≠a natural.

Los auriculares de bot√≥n pueden ser m√°s f√°ciles de manejar, ya que no hay que preocuparse por la profundidad de las copas. S√≥lo tienes que decidir si el tama√Īo de las almohadillas es importante o no. Las copas/almohadillas on-ear m√°s grandes repartir√°n la fuerza de sujeci√≥n sobre una mayor superficie de piel, pero dejar√°n menos espacio para el ajuste. Las copas/almohadillas on-ear m√°s peque√Īas son m√°s f√°ciles de mover para mayor comodidad, pero tienden a centrarse m√°s directamente en esos puntos concretos.

Almohadillas y diademas

Por √ļltimo, hay que tener en cuenta la cantidad y la calidad de las almohadillas tanto en los auriculares como en la diadema. En el caso de los auriculares sobre la oreja, la forma y el tama√Īo de las almohadillas de las copas contribuyen a la profundidad general y al espacio disponible para las orejas. Las almohadillas finas pueden dejar poco espacio para que las orejas no toquen el hardware, y tambi√©n se sentir√°n menos acolchadas contra la cabeza. Las m√°s gruesas son, sin duda, m√°s c√≥modas, pero pueden apretar un poco las orejas. En el caso de los auriculares de bot√≥n, la cantidad de acolchado suele ser proporcional a la comodidad. En cualquier caso, hay que usar los auriculares para saberlo realmente.

El tipo de material de amortiguación también marca una diferencia significativa. La espuma con memoria se utiliza habitualmente por su flexibilidad y transpirabilidad. Sólo hay que tener en cuenta que no toda la espuma con memoria se crea de la misma manera; se pueden fabricar en una variedad de densidades (que tampoco son nunca una especificación de la lista). Luego está la espuma estándar de uso diario, que ofrece menos apoyo y tiende a aplastarse con el tiempo. Mientras que este tipo de espuma puede estar bien para usar en las diademas (dependiendo del estilo), es mejor evitarla para las almohadillas. Simplemente no se sostiene.

Aunque la mayor√≠a de las diademas incorporan alg√ļn tipo de espuma bajo un tejido de poli√©ster, malla de nailon o cuero (real o sint√©tico), hay auriculares que se lo saltan por completo. Puedes encontrarte con auriculares que recubren las diademas con una capa de silicona blanda. Otros auriculares, como los BackBeat Sense de Plantronics, incorporan un el√°stico envuelto en cuero y una almohadilla de silicona debajo de la banda met√°lica. La primera mantiene un contacto suave con la cabeza, mientras que la segunda proporciona soporte estructural y fuerza de sujeci√≥n.

El acolchado real de la diadema tiende a ser menos importante con los auriculares m√°s ligeros, especialmente los dise√Īados pensando en la comodidad. Es a los auriculares m√°s pesados, normalmente los m√°s grandes, a los que hay que prestar m√°s atenci√≥n. Existe un equilibrio t√°cito entre la fuerza de sujeci√≥n y la amortiguaci√≥n de la diadema. Una mayor fuerza de sujeci√≥n que mantenga los auriculares en su sitio suele significar un menor peso sobre la cabeza, lo que elimina la necesidad de un acolchado m√°s grueso. Lo contrario tambi√©n es cierto. Pero en caso de duda, o de tener que decidir entre un par de auriculares muy parecidos, elige el que tenga la espuma m√°s gruesa. S√≥lo aseg√ļrate de que el acolchado es suficiente para hacer un contacto completo con tu cabeza, ya que cualquier cosa extra es s√≥lo por la apariencia.

Comprar por ahí

Puedes estar todo el d√≠a mirando fotos de auriculares, pero eso no te servir√° de mucho. Nunca sabr√°s si algo te queda bien hasta que te lo pruebes. Planea usar un par de auriculares durante al menos 10 minutos ininterrumpidos. Si es posible, m√°s tiempo, ya que cualquier cosa puede resultar aceptable o tolerable durante unos minutos. La comodidad de los auriculares puede cambiar con el tiempo, por lo que querr√°s asegurarte de que lo que elijas no va a acabar haci√©ndote da√Īo en los o√≠dos una hora m√°s tarde.

La mejor manera de empezar a buscar unos auriculares c√≥modos, ya sean de bot√≥n o de sobremesa, es consultar las opiniones y recomendaciones en Internet. La mayor√≠a de los autores se centran en el sonido, as√≠ que te costar√° un poco de esfuerzo centrarte en las descripciones sobre el ajuste. Haz una lista de los auriculares que m√°s te interesan. Si la lista te parece demasiado larga, siempre puedes reducirla a√ļn m√°s teniendo en cuenta la calidad de audio, las caracter√≠sticas, el precio, etc. Una vez que tengas suficiente, es hora de comprar.

Algunas tiendas de electr√≥nica tienen auriculares en exposici√≥n, listos para ser probados. Tambi√©n puedes pedir que te ense√Īen las unidades abiertas o devueltas, si la pol√≠tica de la tienda lo permite. Intenta tambi√©n visitar las tiendas de discos, ya que suelen tener auriculares preparados para escuchar los √°lbumes. Si no, tendr√°s que seguir adelante con la compra de auriculares para probarlos. Eso s√≠, antes conoce la pol√≠tica de devoluciones y no pierdas el recibo. Muchos comercios online ofrecen pol√≠ticas de devoluci√≥n sin complicaciones, a menudo con una mayor selecci√≥n de productos que la que puedes encontrar a nivel local. Amazon es un buen lugar para empezar, ya que los que tienen cuentas Prime pueden optar a env√≠os y devoluciones gratuitas.

Otra opci√≥n para probar los auriculares es el alquiler. Sitios web como Lumoid ofrecen una selecci√≥n de equipos disponibles para alquilar por per√≠odos de tiempo. Esto puede funcionar para quienes les gusta probar cosas diferentes y/o no quieren sentir la culpa de comprar algo nuevo y devolverlo ¬ęcomo nuevo¬Ľ, una y otra vez. Si no, siempre puedes probar a pedirlos prestados a tus amigos. Preg√ļntales por los modelos de auriculares que tienen y qu√© les parecen. Pronto acabar√°s teniendo el par c√≥modo que te mereces.