Home JuegosComputadoras y Videojuegos ¿Por qué mi controlador Xbox está parpadeando y no está conectado? Soluciones fáciles

¿Por qué mi controlador Xbox está parpadeando y no está conectado? Soluciones fáciles

by José Manuel Tejada Piñero

La próxima Xbox Series X es compatible con versiones anteriores. Eso significa que los periféricos y juegos de la generación actual funcionarán en la consola de próxima generación de Microsoft. Por eso, arreglemos el parpadeo de su controlador Xbox juntos. ¡No tienes que tirarlo!

Parte del problema es el sistema inalámbrico. Los usuarios de Xbox One pueden tener problemas para emparejar sus controladores con la consola. El problema surge cuando el controlador no se sincroniza con la consola. Si no se conecta, entonces no puedes jugar tus videojuegos favoritos.

Probablemente esté muy molesto con este problema, ya que vuelve inútil su plataforma. Sin embargo, estamos aquí para detenerlo. Arreglemos su controlador inalámbrico Xbox One.

Guía de solución de problemas del controlador de Xbox One

Desglose de controladores de Xbox parpadeantes

Nuestra guía de solución de problemas puede mostrarle cómo reparar su controlador Xbox. Comencemos por las soluciones más sencillas y ejecutemos las nuestras hacia soluciones más avanzadas. Comencemos nuestra guía sobre cómo reparar el parpadeo de su controlador Xbox enumerando los errores más comunes.

  • Si el controlador Xbox One parpadea o no se conecta, podría significar que no está emparejado con la consola. La solución suele ser rápida y sencilla, y estamos a punto de verla. Por ejemplo, puede utilizar un cable micro USB como medida temporal. Además, puede mantener presionados los botones de par durante 5 segundos.
  • Si el controlador se desincroniza constantemente de su Xbox, verifique el estado de la batería. Lo más probable es que deba cargarlo o reemplazarlo si es demasiado viejo. Recomiendo optar por pilas AA recargables. De lo contrario, asegúrese de estar dentro del alcance de la consola.

¿Cómo emparejar tu Xbox y tu controlador?

Naturalmente, tenemos que discutir cómo sincronizar el controlador de Xbox con la consola.

Para emparejarlos, presiona el botón EMPAREJAR en la consola Xbox One. Mantenga presionado el botón EMPAREJAR en su controlador inmediatamente después. Suéltelo después de unos 20 segundos.

Sabrá que funciona porque el controlador parpadea rápidamente por un breve momento antes de mostrar una luz continua. Eso significa que está emparejado.

Si su controlador Xbox está parpadeando, intente volver a sincronizar el dispositivo con su controlador inalámbrico.

1. El controlador de Xbox parpadea o no se conecta

Solución 1: Verifique las baterías

La solución más rápida para su controlador Xbox parpadeante es verificar las baterías.

Cuando las baterías están bajas, la señal inalámbrica del controlador es débil y, por lo tanto, no se puede sincronizar con la consola. Desea reemplazar la batería o cargar su controlador.

Puede verificar el estado de las baterías en cualquier momento tocando el botón Xbox. Te llevará al menú Inicio, donde el ícono de la batería se encuentra en la esquina superior derecha. Si el contador muestra el color rojo y las baterías están bajas, considere cambiarlas por unas nuevas o un par de cargadores.

Solución 2: comprobar el rango

La siguiente solución es acercarse un poco más a la consola. Si está jugando a la misma distancia que antes, pero el controlador no se puede conectar, querrá comprobar la Solución 1.

Solución 3: comprobar las interferencias

Asegúrese de que ningún objeto interfiera con la conexión. Los enrutadores inalámbricos cercanos, los microondas y los dispositivos USB o inalámbricos en general (como un auricular o una unidad USB) pueden estar bloqueando el proceso de sincronización.

Considere apagar otros dispositivos inalámbricos cercanos y guardar los dispositivos USB antes de volver a conectar el controlador.

Solución 4: Demasiadas personas están conectadas

Su consola Xbox One puede sincronizar hasta ocho controladores diferentes como máximo. Si bien es probable que no alcance este número con frecuencia, debe tener en cuenta que su consola tiene un límite. En este punto, no podrá conectar más controladores.

Necesitarías desincronizar uno de los otros controladores. Elija uno de esos, enciéndalo y luego mantenga presionado el botón Xbox. Luego, apague el controlador en el menú.

Ahora que ha desincronizado uno de sus controladores, intente conectar el problemático.

Solución 5: vuelva a sincronizar su controlador

Además, recuerda que puedes emparejar un controlador con un solo sistema Xbox al mismo tiempo. Si lleva su periférico a la casa de un amigo y lo usa con otra Xbox, tendrá que emparejarlo nuevamente en casa. Lo mismo también se aplica cuando conecta su controlador Xbox One a una PC.

Eso significa que tendría que volver a sincronizar su controlador con su consola.

Solución 6: use un cable micro-USB

Otra solución fácil es conectar el controlador a la consola con un cable micro USB adecuado. Ambas unidades se emparejarán automáticamente. Además, cargará su controlador, que podría ser lo que necesita.

Solución 7: Vuelva a intentar el proceso de emparejamiento

Si las soluciones a continuación no funcionan, debe probar un proceso de emparejamiento alternativo. Para volver a sincronizar, el controlador y la consola, gire la Xbox One y mantenga presionado el botón PAIR en su controlador durante unos 20 segundos.

Al mismo tiempo, mantenga presionado el botón de sincronización en la consola hasta que la luz de su controlador parpadee rápidamente. Cuando esto suceda, suelte ambos botones. Su controlador debería conectarse después de unos 10 segundos y, por lo tanto, mostrar una luz continua.

El controlador de Xbox puede incluir baterías AA o una sola batería recargable. Puede recargarlo con una base de carga o un cable micro USB.

2. Desconexión del controlador Xbox

Solución 1: Vuelva a conectar su controlador

Si deja su periférico por más de quince minutos, el controlador entra en suspensión. Eso significa que, cuando regrese, no responderá. Tendrías que volver a encenderlo.

Recuerde que es una característica estándar de ahorro de batería de su periférico. No representaría un problema cuando estás jugando, pero puede ser un inconveniente si la Xbox es tu principal centro de medios.

Como solución alternativa, tendrías que pulsar un botón o mover una palanca cada cierto tiempo. De lo contrario, mantenga el controlador conectado con el cable micro USB.

Solución 2: Compruebe el alcance y la obstrucción

Como dijimos en la sección a continuación, la raíz de la desconexión frecuente podría ser el rango. Según Microsoft, el controlador Xbox One tiene un alcance de aproximadamente 19 a 28 pies. Intente acercarse al dispositivo.

Además, elimine las obstrucciones entre su consola y su controlador. Las computadoras portátiles, los enrutadores, las virutas de metal, las unidades flash y similares deben estar fuera del camino.

Por ejemplo, si su Xbox está dentro del gabinete de un centro de entretenimiento, intente moverla afuera para una mejor conectividad.

3. Métodos avanzados

Prueba con otro mando y con otra Xbox

Como esta es una guía de solución de problemas, debemos recomendar uno de los pasos más importantes para determinar dónde está el problema.

Dicho esto, deberías intentar conectar otro controlador a tu consola Xbox. ¡Recuerde revisar sus baterías!

Si eso funciona bien, su controlador podría ser el problema. Luego, intente conectar su controlador a otra Xbox. Sin embargo, tendrías que seguir el proceso de emparejamiento.

Sin embargo, si otro controlador que funciona no puede conectarse a su Xbox, entonces el problema es su sistema. Si este es el problema, intente los siguientes pasos.

Apague y encienda su consola

Si todavía sufre por el parpadeo de su controlador Xbox, entonces es hora de probar nuestro primer método avanzado.

El ciclo de encendido significa reiniciar completamente la consola. Solucionará los problemas de corrupción y lo dejará limpio de estado. No perderá nada de su información, así que no se preocupe por eso.

A continuación, le mostramos cómo apagar y encender su Xbox One:

  1. Mantén presionado el botón de encendido de la consola en la parte delantera durante unos segundos hasta que Xbox One se apague solo.
  2. Presiona el botón Xbox de nuevo, para que se vuelva a encender.
  3. Vuelva a encender su controlador.
  4. Vuelva a sincronizar su controlador con el proceso de emparejamiento anterior.

Eliminar accesorios adicionales

Así, otros accesorios conectados a la consola o al controlador podrían estar afectando la conectividad.

Por ejemplo, los teclados, micrófonos y discos duros externos pueden ser el problema. Intente desconectar estos dispositivos adicionales antes de volver a conectar el controlador. Conéctelos nuevamente después de volver a sincronizar su controlador.

Los adaptadores de auriculares estéreo en el controlador son particularmente problemáticos. Los micrófonos también suelen ser el problema.

Actualice el firmware de su controlador Xbox

Finalmente, el parpadeo de su controlador Xbox podría estar apuntando a problemas de firmware.

El controlador tiene un firmware que recibe actualizaciones cada seis meses aproximadamente. El software desactualizado o dañado puede causar problemas de conexión.

Puede actualizar el firmware con los siguientes pasos:

  1. Ir a Sistema Xbox
  2. Pulse Ajustes
  3. Dispositivos de prensa y transmisión
  4. Accesorios de prensa
  5. Seleccione su controlador
  6. Elija información del dispositivo
  7. Pulse Versión de firmware para buscar actualizaciones

Actualice el software de su sistema Xbox

Por último, pero no menos importante, el problema podría depender del software de su sistema. Pruebe y verifique si hay una actualización con los siguientes pasos:

  1. Toca el botón Xbox
  2. Presione el botón RG tres veces
  3. Seleccione Configuración
  4. Seleccione la pestaña Sistema
  5. Presiona Actualizaciones y descargas. La consola le informará si hay una actualización disponible.

Sin embargo, si no tiene una conexión a Internet, puede intentar ir a la casa de un amigo para el proceso de actualización. Además, puede usar su teléfono inteligente como el enrutador de su consola mientras actualiza el firmware o el sistema.

En resumen

Como ha visto, una batería baja es la razón número uno por la que su controlador Xbox parpadea o no se enciende en absoluto.

Recuerde que su controlador puede tener baterías AA o una sola batería recargable de 122 mAH. Si cambió la batería, pero se agota demasiado rápido, deberá reemplazarla.

Por último, debo señalar que la consola XSX será compatible con su controlador actual. El próximo periférico no parece presentar nada nuevo a lo que tenemos ahora, por lo que probablemente no haya necesidad de cambiarlo. Sin embargo, ¡parece que la consola XSX va a ser más cara de lo que pensábamos!

Related Posts