Vivimos en un mundo en el que los avances tecnológicos no solo suponen importantes avances cada día, sino que también exploran nuevas posibilidades en el campo de la salud que antes no se consideraban posibles. Gracias a estos importantes avances, ahora tenemos acceso a servicios como la monitorización de datos en los smartphones, la tecnología basada en la inteligencia artificial (IA), la tecnología de exoesqueletos, etc. Por ello, hemos seleccionado los diez avances más importantes que han contribuido a allanar el camino hacia una nueva y mejor asistencia sanitaria en los últimos diez años.

  • Inteligencia artificial
  • Cirugía mínimamente invasiva
  • Computación cuántica
  • Chatbots
  • Historia clínica electrónica (EHR)
  • Sensores de salud
  • Sistema de seguimiento en tiempo real (RLTS)
  • Sistema de seguimiento en tiempo real (RLTS)
  • Secuenciación del genoma
  • Exoesqueletos robóticos
  • Investigación con células madre

1. Inteligencia artificial Inteligencia Artificial

El auge de la tecnología basada en la IA se ve a menudo con un sentimiento mixto de asombro y temor. La IA y el aprendizaje automático han demostrado ser muy útiles para el diagnóstico precoz de una enfermedad y han abierto nuevas posibilidades para el desarrollo de medicamentos. Esto ha sido posible gracias a los algoritmos de aprendizaje automático que van más allá de los límites del cerebro humano con la ayuda de la minería de datos y la estadística computacional. La tecnología basada en la IA puede realizar una serie de funciones diferentes al tiempo que ayuda a los médicos en el tratamiento de las enfermedades, analizando los resultados de los pacientes, controlando su salud y aumentando la eficacia de los ensayos sanitarios. También pueden resultar útiles para predecir brotes sanitarios y localizar tumores.

2. Cirugía mínimamente invasiva

En los últimos diez años, aproximadamente, se ha producido un cambio de las cirugías tradicionales a las mínimamente invasivas, ya que estas últimas dependen de cortes minúsculos y, en algunos casos, ni siquiera requieren ningún corte. Esta forma de cirugía requiere un delgado endoscopio, por lo que también se conoce como laparoscopia. Existe un menor riesgo de hemorragia, cicatrización o de causar traumatismos en los músculos, nervios y otras partes del cuerpo. Las cirugías mínimamente invasivas se utilizan cada vez más en apendicectomías, suprarrenalectomías y casos de extirpación de la vesícula biliar o de tumores.

3. Computación cuántica

Los avanzados ordenadores cuánticos de la última década han facilitado a los médicos el tratamiento de enfermedades gracias a su eficiente toma de decisiones. La computación cuántica, a través de fenómenos como la superposición y el entrelazamiento, puede realizar mucho más que la computación clásica, como la capacidad de realizar numerosos cálculos paralelos. Esto ha aumentado la esperanza de un mejor diagnóstico para las condiciones médicas complejas y un desarrollo más rápido y avanzado de los medicamentos.

4. Chatbots

Los chatbots se están empleando en varios sectores a cierto nivel, y el sector sanitario no es diferente. Esta tecnología basada en la IA permite mantener una conversación similar a la de los humanos con los bots a través de aplicaciones, páginas web o incluso por teléfono. Han demostrado su eficacia a la hora de comprobar los síntomas, prestar primeros auxilios y sugerir tratamientos, quitando así parte de la carga a los médicos. No sólo se trata de una solución médica más barata, sino que también es genial para reducir el estrés y la ansiedad asociados a los problemas de salud.

5. Historia clínica electrónica (HCE)

Con el tiempo, cada vez más historias clínicas de los pacientes se trasladan a una historia clínica electrónica. Esto significa que, con un único sistema, las instituciones médicas y los proveedores de asistencia sanitaria pueden regular las operaciones relacionadas con la farmacia, la documentación, las órdenes, etc. Esto no sólo ayuda a crear un sistema más eficiente y centralizado, sino que también contribuye a la investigación y al avance de las tecnologías basadas en la IA a través de los datos recogidos de esta manera.

6. Sensores de salud

El mundo está ahora repleto de sensores de salud y otras tecnologías vestibles que pueden controlar el funcionamiento de casi todas las partes del cuerpo humano. Desde la presión arterial hasta el ritmo cardíaco, pasando por la calidad del sueño o los niveles de pH en la piel, estos sensores de salud mejorados pueden recoger y mantener todo tipo de datos para detectar cualquier anomalía en el organismo. Cada vez es más fácil que la gente tenga sus propios dispositivos de control de la salud, ya que cada vez más empresas tecnológicas como Apple, Fitbit, Xiaomi, etc., invierten en su fabricación.

7. Sistema de seguimiento en tiempo real (RLTS)

En la actualidad, un gran número de hospitales confía en los sistemas de seguimiento para ayudarles en los tratamientos y la supervisión. Este sistema puede hacerse para rastrear automáticamente la ubicación de objetos, instrumentos y personal médico. Mediante el uso de RLTS, que se basa en la tecnología de radiofrecuencia o de ultrasonidos, los hospitales pueden salvaguardar importantes activos e instrumentos médicos y, al mismo tiempo, ser capaces de vigilar a los pacientes mayores.

8. Secuenciación del genoma

La secuenciación del genoma es uno de los avances más importantes en el campo de la asistencia sanitaria debido a su capacidad para proporcionar la secuencia de nucleótidos de ADN en bruto de un organismo. Esto ha permitido a los médicos actuales localizar el origen del gen concreto responsable de las enfermedades. Esto permite mejorar el tratamiento de la enfermedad en función de la composición genética de cada individuo. La secuenciación del genoma ha abierto la posibilidad de diagnosticar enfermedades entre pacientes asintomáticos e incluso se utiliza en el tratamiento del cáncer.

9.

Estas máquinas portátiles han permitido a las personas con paraplejia y otros pacientes recuperar el movimiento libre de sus brazos y piernas. Los pacientes que han sufrido un derrame cerebral o una lesión en la médula espinal pueden volver a tener control sobre su cuerpo gracias a estos dispositivos. Los exoesqueletos o trajes motorizados más avanzados se basan en un sistema de palancas, sistemas hidráulicos, motores eléctricos, etc. También se están utilizando junto con un chip que se implanta en el cerebro entre varios casos de lesiones cerebrales que causaron afecciones como la enfermedad de Parkinson, la parálisis cerebral o la esclerosis múltiple.

10. Investigación con células madre

La terapia con células madre se considera uno de los avances tecnológicos más cruciales debido a su enorme alcance en el campo de la asistencia sanitaria. Las células madre pueden ser potencialmente manipuladas en una gama de diferentes tipos de células, por lo que tienen una amplia aplicación. Pueden utilizarse en el tratamiento de varios problemas de salud, como lesiones cerebrales, anemia de células falciformes, problemas cardíacos, diabetes, apnea del sueño, insomnio, etc. Sin embargo, no todos los problemas relacionados con el sueño necesitan una terapia con células madre, por lo que Richard de InsideBedroom.com nos presenta los diferentes cambios que podemos hacer en los hábitos de sueño que pueden ayudarnos a conseguir un mejor descanso nocturno.

Conclusión

Aunque el mayor acceso a nuestros datos y el seguimiento en tiempo real pueden suponer a veces una amenaza para la privacidad, también se están desarrollando paralelamente herramientas de encriptación cuántica y de protección de datos mejoradas para proteger tus datos. También nos gustaría enumerar algunas menciones honoríficas como las redes 5G, las neuroprótesis y los tatuajes digitales por su contribución en el campo de la salud.