El mundo está experimentando un cambio de paradigma en cuanto a la forma de obtener información. ¿Recuerda la última vez que fue a la biblioteca? Hace sólo unas décadas, era la única forma de encontrar información necesaria de cualquier tipo. Hoy en día todo el mundo se conecta a Internet y es probable que esta tendencia siga aumentando. La mayoría de la gente resuelve sus disputas con el lema «simplemente búscalo en Google». Y nunca ha sido tan fácil acceder a todo el conocimiento del mundo al instante.

El año 2020 ha hecho que obtener información en línea sea casi una necesidad, ya que la mayoría de las escuelas y empresas están cerradas por la cuarentena. Las instituciones educativas que se han dado prisa ya han lanzado sus cursos educativos en línea a través de portales web o aplicaciones móviles. Los equipos de desarrollo centrados en las aplicaciones educativas, como Diversido, no sólo ayudan con la codificación, sino que asesoran sobre cómo una herramienta como un portal o una aplicación puede mejorar sus procesos e impulsar la productividad.

  • Qué opciones sugiere el mercado por ahora
  • Cosas a tener en cuenta antes de crear una app móvil de e-learning

Qué opciones sugiere el mercado por ahora

Nunca ha sido tan fácil acceder a la educación. La disponibilidad de aplicaciones es una de las razones que han liderado la carga en la obtención de conjuntos de habilidades útiles de forma rápida y conveniente. Según el análisis del mercado, se espera que el mercado mundial de aplicaciones educativas crezca en 46.880 millones de dólares de 2020 a 2024. Por lo tanto, la demanda de aplicaciones de aprendizaje electrónico sólo seguirá creciendo.

Antes de crear una aplicación de e-learning, vamos a familiarizarnos con las opciones. Las aplicaciones de e-learning se dividen en 2 tipos: orientadas a los estudiantes y orientadas a los educadores.

Aplicaciones orientadas a los estudiantes

  • Aplicaciones de aprendizaje: cualquier cosa que permita a los estudiantes aprender algo, desde idiomas hasta tocar instrumentos musicales.
  • Aplicaciones para niños: las que permiten a un niño aprender el alfabeto, los colores, etc. Si estudia en el colegio, también hay algunas apps para aprender geografía, idiomas, etc.
  • Preparación de exámenes – las que serán geniales para los estudiantes universitarios y una ayuda para pasar los exámenes.
  • Información educativa adicional – las que utilizan sobre todo los que ya son especialistas en algún campo y quieren seguir mejorando sus habilidades.

Aplicaciones orientadas a los educadores

  • Aplicaciones de planificación – las que recopilan información sobre las clases, facilitando a un profesor el repaso de las anteriores y la planificación de la siguiente.
  • Aplicaciones para una mejor gestión del horario – las que permiten a los profesores hacer efectivo cada minuto.
  • Apps para calificaciones – las que permiten calcular las calificaciones más fácilmente u otras características prácticas.

Cosas que hay que tener en cuenta antes de crear una aplicación móvil de e-learning

El sistema educativo está pasando del enfoque tradicional de las aulas a uno que depende cada vez más de la web. Hoy en día, la mayoría de las aplicaciones tienen que ser fáciles de usar y cómodas. Según las estadísticas de Estados Unidos, la mayoría de las personas tienen más de 20 aplicaciones en sus teléfonos, la mayoría de las cuales no consideran importantes y, por lo tanto, no las utilizan. Pero las aplicaciones móviles de e-learning están diseñadas con el propósito instintivo de ayudar a las personas a desarrollar habilidades que les ayuden a alcanzar sus objetivos a su ritmo y poder acceder a toda la información que necesitan de forma mucho más rápida y sencilla. ¿Cuáles son las principales características que hay que tener en cuenta a la hora de crear una aplicación?

UI

La comodidad es un elemento imprescindible para una aplicación de aprendizaje electrónico. A nadie le gusta tener que lidiar con constantes errores técnicos o pasar demasiado tiempo averiguando cómo funciona todo. Tiene que ser fácil buscar entre los cursos anteriores o los más nuevos y tener sólo los botones necesarios. Por lo tanto, una de las claves del éxito de una aplicación es una interfaz de usuario intuitiva.

Notificaciones

Cuando el sistema envía notificaciones relacionadas con el curso a la dirección de correo electrónico de un usuario, lo más probable es que vaya a parar a spam o se pierda entre cientos de otras cartas. Sin embargo, las notificaciones de la aplicación móvil son una excelente oportunidad para mantener a los estudiantes comprometidos. Puedes sugerirles cursos similares, hacer un seguimiento del progreso, felicitarles cuando aprueben o invitarles a hablar del tema que les interesa.

In-App Messenger

El estudio aislado puede llevar a perder el interés o la motivación. Por eso es un beneficio importante que una app tenga tests y materiales de estudio y un messenger incorporado. Ayudará a los estudiantes a interactuar con el educador, a discutir el material de estudio o a realizar tareas en grupo.

Opción de estudiar sin conexión

Tener la oportunidad de pasar el curso en el móvil es conveniente porque no hay que estar en un lugar y en un momento determinados. Sin embargo, a veces una persona no puede acceder a una conexión a Internet, por ejemplo, estando en un avión o en el metro. Sin embargo, puede ser precisamente el tiempo que un estudiante puede dedicar a aprender. Por eso es tan importante la opción de descargar el material del curso.

Diferentes formatos de contenido

A veces, utilizar sólo un tipo de contenido multimedia puede resultar ineficaz o incluso aburrido. Los alumnos suelen entender el material más rápido y mejor viendo un vídeo de pocos minutos. Por otro lado, leer numerosas páginas de texto puede llevar mucho tiempo y ser ineficaz. El aprendizaje interactivo es siempre una buena idea: el uso de juegos para el aprendizaje, los contenidos de vídeo y otras actividades pueden ayudar a los estudiantes a mantenerse comprometidos.

Sincronización del progreso

Por último, pero no por ello menos importante, es imprescindible que una aplicación de aprendizaje electrónico tenga funciones de sincronización del progreso. Cuando los estudiantes a menudo no completan un curso de una vez. Entonces, la opción de volver al punto exacto donde lo dejaron es imprescindible. Si esto no sucede y su progreso se pierde, no es muy agradable, y lo más probable es que dejen de utilizar esta aplicación.

Conclusión

En resumen, no es de extrañar que la popularidad de las aplicaciones de e-learning se deba a su comodidad. Permiten a los estudiantes acceder a los materiales de estudio incluso si la conexión es débil o no hay Internet. A la hora de crear una aplicación, es esencial determinar los aspectos básicos, como el público objetivo y las necesidades de sus representantes. Después, hay que tener en cuenta cuestiones más prácticas, como hacer que la interfaz de usuario sea intuitiva, permitir el aprendizaje sin conexión y las comunicaciones dentro de la aplicación, diversificar el contenido, etc.

La educación nunca ha sido tan fácil como ahora. Entonces, ¿por qué no aprovechamos todas las oportunidades para ampliar nuestros horizontes?