Home SmartCasa Inteligente Introducción a los termostatos inteligentes

Introducción a los termostatos inteligentes

by Ana Isabel Ortigosa Seoane

Tener una red informática instalada en su casa o negocio le permite hacer mucho más que navegar por Internet. Los termostatos inteligentes (también conocidos como termostatos de Internet), por ejemplo, pueden tanto ahorrarle dinero como ayudar al medio ambiente al permitirle controlar a distancia los sistemas de calefacción y aire acondicionado del edificio o incluso responder automáticamente a los cambios en el entorno.

¿Qué es un termostato inteligente?

Un termostato es simplemente un pequeño dispositivo que contiene sensores y se utiliza para regular la temperatura. Probablemente tenga uno que controle el sistema de calefacción o aire acondicionado de su casa o negocio. Los termostatos también se instalan en los vehículos motorizados y en las máquinas expendedoras para proteger las piezas del sobrecalentamiento.

Un termostato inteligente es un termostato de edificio programable capaz de conectarse a una red de protocolo de Internet (IP). A través de una conexión IP, se pueden enviar a distancia instrucciones a un termostato por Internet para encenderlo o apagarlo o cambiar su programación. Actualmente, estos termostatos suelen funcionar con asistentes virtuales como Alexa o Siri para incluir capacidades de control por voz.

Algunos termostatos inteligentes incluyen incluso inteligencia artificial que permite al dispositivo aprender. Así, por ejemplo, cuando llegas a casa del trabajo a la misma hora todos los días, aprenderá a ajustar la temperatura antes de tiempo en previsión de tu regreso. Esa es la parte inteligente del termostato inteligente.

Cómo funcionan los termostatos inteligentes

Los termostatos controlados por Internet son un tipo de dispositivo domótico. Los sistemas de automatización del hogar aumentan la eficacia de la gestión de los distintos aparatos electrónicos del hogar. Por ejemplo, el uso de un sistema de automatización del hogar le permite configurar las luces de una habitación para que se enciendan automáticamente cada vez que entre una persona, o configurar el horno de casa y la cafetera para que funcionen a determinadas horas del día en función de su horario de comidas.

Los termostatos inteligentes que se conectan a asistentes virtuales y admiten una conexión de red añaden otro nivel de comodidad y flexibilidad más allá de la programación básica del termostato. En lugar de tener que estar físicamente presente en el teclado, puede interactuar con el termostato utilizando un navegador web para anular los programas predeterminados del termostato según sea necesario. Estos dispositivos contienen un servidor web integrado que puede configurarse con una dirección IP pública que permite acceder a él desde ubicaciones remotas.

Una vez instalado el termostato, se controla mediante la aplicación del fabricante para dispositivos Android o iOS.

Termostatos inteligentes frente a termostatos programables

Los termostatos programables simples ofrecen comodidades similares a las de otros tipos de dispositivos de automatización del hogar pero, como normalmente no están conectados a Internet o Wi-Fi, no funcionan con asistentes virtuales. En función de la hora del día, por ejemplo, puedes preconfigurar estos dispositivos para que mantengan ciertas temperaturas mientras la casa está ocupada y otras (más extremas) cuando no lo está para ahorrar energía. La mayoría de los termostatos modernos admiten este nivel de programación a través de un teclado en la parte frontal de la unidad, sin necesidad de una interfaz de red.

Razones para utilizar un termostato inteligente

Aparte de los beneficios obvios de programar un termostato para ahorrar energía y dinero, las situaciones en las que un termostato inteligente es más útil incluyen:

  • Apagar el sistema de aire acondicionado de un edificio si se ha olvidado de hacerlo antes de salir de él.
  • Decirle al termostato que posponga la refrigeración (o la calefacción) de su casa porque tiene que trabajar hasta tarde.
  • Controlar la temperatura de un edificio en caso de que el aire acondicionado falle o de que otro ocupante cambie la programación.
  • Ajustar la programación desde su ordenador como «mando a distancia» en lugar de acercarse al aparato en otra habitación.

Los termostatos inteligentes son bastante fáciles de instalar. Si lo hace usted mismo, asegúrese de cortar la alimentación eléctrica y de seguir los procedimientos de seguridad eléctrica habituales.

Se ha producido un error. Por favor, inténtelo de nuevo.

Gracias por registrarse.

Related Posts