¿Su Xbox One se bloquea en la pantalla de inicio cuando carga un juego o una aplicación? Varios problemas pueden causar este tipo de problema, incluyendo que su Xbox One se congele, no cargue los juegos o no funcione. Estos problemas tienen las mismas causas y soluciones.

Las instrucciones de este artículo se aplican a todos los modelos de Xbox One, incluyendo la Xbox One X y la Xbox One S.

¿Qué causa que la Xbox One se bloquee?

Aquí hay algunas razones por las que su Xbox One no funciona:

  • Los procesos en segundo plano impiden que el software se inicie.
  • El software no está bien instalado.
  • Los datos de la app en el disco duro están dañados.
  • El servidor de un juego o servicio no funciona.

Cómo arreglar una Xbox One que se bloquea continuamente en la pantalla de inicio

Pruebe estos pasos en orden hasta que su juego o aplicación de Xbox One funcione correctamente:

Reinicia la Xbox One. Reiniciar tu Xbox One funciona por la misma razón que reiniciar un PC soluciona los problemas del ordenador. El disco duro se atasca con procesos cuanto más tiempo se ejecuta, lo que puede impedir que los juegos y las aplicaciones se carguen. Refrescar el sistema cierra todos estos procesos, dando a la CPU una pizarra limpia para trabajar.

Comprueba si Xbox Live está caído. A veces, las funciones del sistema se ven afectadas por Xbox Live. Visita la página web de Microsoft Xbox Live Status para ver si el servicio que estás utilizando está caído.

Desinstala la aplicación de Xbox One. Si tienes problemas con un juego o una aplicación específicos, elimínalos y vuelve a instalarlos. Localiza el contenido en tu lista de aplicaciones, luego pulsa el botón Inicio y selecciona Desinstalar. Una vez que hayas terminado, ve a las aplicaciones desinstaladas en tu biblioteca para volver a instalarlas. Espera a que el juego o la aplicación se instalen y comprueba si el problema se ha rectificado.

Las actualizaciones del sistema a veces pueden causar problemas para juegos y aplicaciones específicos. Comprueba en Internet si otras personas están teniendo los mismos problemas para saber cuál debe ser tu próximo movimiento.

Borra los datos locales del juego. Si los datos de tu aplicación o los datos de guardado del juego están corruptos, bórralos y vuelve a descargarlos de la nube. Consulta la sección siguiente para obtener instrucciones.

Comprueba la conexión Wi-Fi de la Xbox One. Los juegos y las aplicaciones que dependen de la conexión Wi-Fi no pueden funcionar si la conexión a Internet es deficiente.

Actualiza la Xbox One. Si es posible, actualiza la consola para solucionar cualquier posible problema de firmware.

Lleva la Xbox One al servicio técnico. Si los pasos anteriores no solucionan tus problemas, es posible que tengas que enviar la consola para que la reparen. Llama al 1-800-4MY-XBOX (en Estados Unidos) o ve a la página web de soporte técnico de Xbox.

Puedes registrar tu Xbox One a través de la página web de Microsoft para agilizar el soporte técnico para los problemas que aún están cubiertos por la garantía.

Cómo eliminar los datos de los juegos de la Xbox One

Para eliminar y reemplazar los archivos de juego dañados:

Pulsa el botón Home del mando de la Xbox One y ve a Mis juegos y aplicaciones > Ver todo > Juegos.

Resalta el juego o la aplicación y vuelve a pulsar el botón Home.

Elige Gestionar juego y complementos > Datos guardados.

Elige Eliminar todo para eliminar los datos del juego local.

Reinicia la Xbox One y vuelve a sincronizar tus datos desde la nube.