El formato MP3 es el formato de audio con pérdidas más popular en la actualidad y existe desde principios de la década de 1990. Su éxito se atribuye principalmente a su compatibilidad universal. A pesar de su ubicuidad, hay una serie de factores que determinan la calidad de un archivo MP3, así como su codificación. Preste atención a estos ajustes cuando convierta un archivo al formato MP3.

Calidad de la fuente de audio

Para seleccionar los valores de codificaci√≥n √≥ptimos, tenga en cuenta la naturaleza de la fuente de audio. Por ejemplo, cuando se codifica una grabaci√≥n de voz de baja calidad a partir de una cinta anal√≥gica utilizando los ajustes de codificaci√≥n m√°s altos posibles, el archivo convertido ocupa mucho espacio de almacenamiento. Si un archivo MP3 que tiene una tasa de bits de 96 kbps se convierte en uno con una tasa de bits de 192 kbps, no hay ninguna mejora en la calidad. Esto se debe a que el original es de s√≥lo 32 kbps y todo lo que sea m√°s alto que esto aumenta el tama√Īo del archivo pero no mejora la resoluci√≥n del sonido; esos datos ya se han perdido.

Aquí hay algunos ajustes típicos de tasa de bits con los que puede experimentar:

  • 32 kbps: Grabaciones de voz y cintas anal√≥gicas.
  • De 128 a 192 kbps: Pistas copiadas de un CD.
  • 192 a 320 kbps: Grabaciones de fuentes de audio complejas, como la m√ļsica cl√°sica, que contienen un amplio espectro de frecuencias.

Lossy to Lossy

El formato MP3 es un formato con pérdidas, por lo que no se recomienda la conversión a otro formato con pérdidas (incluido otro MP3). Incluso si se intenta convertir a una tasa de bits superior, el archivo de audio sigue perdiendo calidad. Por lo general, es mejor dejar el original tal y como está, a menos que quiera reducir el espacio de almacenamiento y no le importe una reducción de la resolución de audio.

Los formatos de audio con p√©rdidas se comprimen mediante un algoritmo que descarta algunos datos de sonido de una grabaci√≥n digital y reduce el tama√Īo del archivo. Esta p√©rdida suele ser imperceptible para la mayor√≠a de los oyentes.

CBR y VBR

La tasa de bits constante (CBR) y la tasa de bits variable (VBR) son dos opciones que se pueden seleccionar al codificar un archivo MP3.

CBR es la configuraci√≥n por defecto que es universalmente compatible con todos los decodificadores de MP3 y dispositivos de hardware, pero no produce el archivo MP3 m√°s optimizado. Alternativamente, VBR produce un archivo MP3 que est√° optimizado tanto para el tama√Īo del archivo como para la calidad. VBR sigue siendo la mejor soluci√≥n, pero no siempre es compatible con el hardware m√°s antiguo y ciertos decodificadores de MP3.