Es la creación y programación de sistemas y máquinas capaces de interpretar e información de forma similar a como lo hace un humano. Las tecnologías de IA utilizan algoritmos cuidadosamente construidos, fórmulas matemáticas sofisticadas y procedimientos para aprender, comprender y analizar datos.

La inteligencia artificial se divide en varias categorías. El ML, o Machine Learning, se refiere a la capacidad de una máquina de mejorar su rendimiento mediante algoritmos basados en interacciones o resultados anteriores con el sistema. Permite que los sistemas de Aprendizaje Automático aprendan además de tener una amplia gama de aplicaciones o de tener que ser programados específicamente.

El Procesamiento del Lenguaje Natural (PLN), una herramienta lingüística que permite a las máquinas leer e interpretar el lenguaje humano, y el aprendizaje profundo, una rama del Aprendizaje Automático que utiliza sofisticadas redes neuronales artificiales inspiradas en el sistema nervioso humano para aprender de datos no estructurados, son otros dos tipos de Inteligencia Artificial.

¿Qué puede hacer la Inteligencia Artificial?

La inteligencia autónoma de las máquinas es, básicamente, uno de los objetivos generales de la Inteligencia Artificial (IA), mientras que el Aprendizaje Automático es una metodología científica específica utilizada en la construcción de la IA.

Las computadoras, los sistemas y los procesos impulsados por la IA podrían liberar a los humanos de gran parte de la preocupación por la acción repetitiva, la toma de decisiones y la respuesta inmediata a través de la inteligencia de las máquinas autónomas, lo que daría lugar a una mayor eficiencia y rendimiento en todos los niveles posibles. Esta es una predicción más optimista para el futuro de la Inteligencia Artificial. Todavía estamos muy lejos de alcanzar este nivel en particular, y hay un montón de cuestiones éticas, de seguridad y prácticas que abordar antes de que se convierta en una realidad.

En su forma actual, ¿para qué se emplea la Inteligencia Artificial (IA)?

En la actualidad disponemos de una Inteligencia Artificial restringida, es decir, sistemas construidos para realizar determinadas tareas sin la participación de seres humanos y que incluyen un espectro autónomo restringido en su forma de hacerlo. Sin embargo, incluso en este nivel concreto, hay muchos.

¿Qué aplicaciones tiene la Inteligencia Artificial en la actualidad?

La Inteligencia Artificial (IA) está provocando avances significativos en los dominios tecnológicos en los que se puede utilizar para automatizar los sistemas para aumentar la eficiencia y el rendimiento. En la actualidad, la IA se está aplicando en diversos sectores, desde el teléfono inteligente hasta el diagnóstico de enfermedades, pasando por el suministro de un sistema de alto rendimiento y precisión que funcione de forma eficiente.

Aquí repasaremos los objetos y campos importantes en los que se está empleando la IA, así como su desarrollo y lanzamiento en los próximos años. Aquí nos centraremos en los dominios o industrias en los que la IA desempeña un papel esencial para ayudar a los humanos a alcanzar mayores niveles de rendimiento y eficiencia sin la ayuda de los humanos.

Software para la Inteligencia Artificial:

El software para la Inteligencia Artificial -programas informáticos que utilizan diversas técnicas y herramientas para reproducir comportamientos similares a los humanos mediante el aprendizaje a partir de diversos patrones de datos y percepciones- es uno de los medios más importantes que permiten las aplicaciones de la IA.

El software de IA puede dividirse en cuatro categorías

  • Plataformas de Inteligencia Artificial: Incluyen algoritmos incorporados, plantillas y capacidades de arrastrar y soltar, así como herramientas y entornos para construir software de IA.
  • Chatbots: Algoritmos de IA conversacional que simulan una conversación realista y en tiempo real con los usuarios.
  • Software para el aprendizaje automático: Una amplia categoría de software que puede aprender de los datos y de las interacciones previas con ellos.
  • Software para el Aprendizaje Profundo: Programas que utilizan complicados algoritmos para hacer reconocimiento de voz, reconocimiento de imágenes y otras funciones complejas.

Las cosas/campos en los que se utiliza ahora la IA son los siguientes

Tecnología de asistencia:

Los servicios de asistencia virtual como Siri, Alexa y Google Assistance son comunes, mientras que los chatbots basados en IA que responden a las preguntas de los consumidores son ejemplos de chatbots de alto rendimiento.

Agricultura y ganadería:

Los tractores autónomos y los sistemas de vigilancia con drones se emplean en el sector agrícola para aumentar la productividad de las tierras de cultivo y el rendimiento de las cosechas. En estos campos también se emplean robots y maquinaria automatizada para controlar la salud de los cultivos y la cosecha.

Con la mejora de los sistemas de vigilancia de la salud de las plantas y del clima, la IA puede ayudar a la agricultura a aumentar la producción de los cultivos y a que todo el proceso sea más sencillo. Además, se adquieren datos para seguir entrenando dichos modelos para su uso en ámbitos agrícolas o relacionados con la agricultura.

Vehículos autónomos o coches que se conducen solos:

Los vehículos autónomos o de autoconducción Los coches son otro ejemplo de IA, que se incorpora plenamente a estos sistemas para permitir que la máquina trabaje de forma autónoma mientras comprende el entorno y los escenarios de la vida real.

Cadena de suministro de logística y almacenamiento:

La gestión automatizada de los almacenes y de la cadena de suministro, impulsada por el comercio electrónico, está reduciendo los costes laborales y ayudando a las organizaciones de almacenamiento a gestionar grandes cantidades de existencias o inventarios con sistemas de gestión y suministro adecuados.

Esta tecnología también ayuda a las empresas de comercio electrónico a funcionar de forma más eficiente y a aumentar los márgenes de beneficio. No sólo es beneficioso el sistema de gestión de almacenes automatizado basado en la IA, sino que el aprendizaje automático (ML) también está aumentando las experiencias de compra en línea de los clientes.

Los robots automatizados manejan los inventarios y realizan diferentes tareas de aburrimiento de manera más eficiente, permitiendo que las personas participen en las tareas de toma de decisiones para mejorar la cadena de suministro y la gestión logística en general. Esta tecnología también proporciona a las empresas información sobre los clientes a través del análisis de sentimientos, lo que les permite comprender mejor sus pensamientos y ofrecerles mejores productos y servicios para aumentar su cuota de mercado en el sector.

Análisis de imágenes médicas y de la salud:

Del mismo modo, la IA capacita a las máquinas del sector sanitario para diagnosticar, analizar y predecir diversos tipos de enfermedades, controlar el estado de salud de los pacientes y ayudar a los científicos a descubrir nuevos fármacos y desarrollar medicamentos, lo que permite a las personas recuperarse más rápidamente y evitar problemas de salud más adelante.

A continuación se enumeran algunas de las diversas áreas en las que la IA ha tenido un impacto:

  • Vigilancia y seguridad
  • Análisis de actividades y deportes
  • Producción y fabricación
  • Gestión de inventarios y existencias

Consecuencias sociales de la inteligencia artificial:

Estas numerosas aplicaciones demuestran que la Inteligencia Artificial tiene beneficios sociales. La Inteligencia Artificial para el bien social es un clamor para las personas que consideran que la IA es un motor de desarrollo de tecnologías como la robótica, el IoT (Internet de las cosas), el big data, y una herramienta para la innovación técnica que podría producirse pronto. Los defensores de la IA también ven la tecnología como una herramienta para la creación de empleo, ya que el aumento de la eficiencia libera mano de obra capacitada para trabajar en nuevas industrias y la propia infraestructura de apoyo a la IA crea nuevos campos de empleo.

Estas perspectivas sobre el uso de la IA deben ir acompañadas de la precaución sobre el potencial de la Inteligencia Artificial (IA) para ser explotada o mal gestionada y la imprevisibilidad de la tecnología si evoluciona sin los equilibrios y controles de seguridad necesarios.

Estos ejemplos de Inteligencia Artificial son sólo una fracción de la amplia gama de aplicaciones de IA disponibles hoy en día. El transporte, la atención sanitaria, la fabricación, la educación, la banca y la planificación urbana son sólo algunos de los sectores que han utilizado esta tecnología. Google Maps, por ejemplo, puede analizar la velocidad y el movimiento del tráfico en un momento dado, combinando información en tiempo real de problemas de tráfico como obras o accidentes. En la fabricación, las tecnologías de mantenimiento predictivo y preventivo ayudan a los productores de productos a evitar los costosos tiempos muertos, mientras que la integración de la IA en los procedimientos de control de calidad mejora la producción.

El aprendizaje automático (ML) ya está ayudando a las instituciones financieras a detectar el fraude, como hemos visto. El procesamiento de pagos, los seguros, el depósito móvil de cheques y la sugerencia de inversiones son áreas en las que la IA y el ML desempeñan un papel. Los artilugios de la Inteligencia Artificial y los sistemas inteligentes vinculados, como el diagnóstico a distancia y la telemedicina, están mejorando la administración y la prestación de la atención sanitaria de diversas maneras.

El uso actual de la Inteligencia Artificial en la educación La calificación de documentos, la lectura y la comprobación del plagio impulsadas por la Inteligencia Artificial están ayudando a aliviar la carga de trabajo de los educadores, al tiempo que presentan una perspectiva diferente a la de los instructores. Una creciente gama de tecnologías de «ciudades inteligentes» está empezando a cumplir su promesa de mejorar el suministro de servicios públicos, la gestión de la basura, el control del tráfico y otros servicios críticos a nivel de la ciudad. El funcionamiento interno y las principales funciones de estas aplicaciones clave y los casos de uso de la Inteligencia Artificial se discuten a fondo en los numerosos cursos de Inteligencia Artificial disponibles en la actualidad.

El aprendizaje automático se está utilizando para construir modelos habilitados para la IA, y muchas organizaciones están suministrando datos de prueba y de entrenamiento. Además, la disponibilidad de enormes datos para el aprendizaje profundo ayudará a integrar la IA en una variedad de otros campos vitales, llevando la tecnología automatizada al siguiente nivel de perfección y eficiencia.