El reconocimiento facial se está convirtiendo rápidamente en la herramienta más segura y fiable para la autenticación de usuarios. Los ordenadores utilizan un software para identificar a una persona mediante el mapeo de sus rasgos faciales, y luego comparan esa información con una base de datos de rostros.

Los sistemas de reconocimiento facial utilizan una serie de mediciones y tecnologías para escanear los rostros, entre las que se incluyen las imágenes térmicas, el mapeo de rostros en 3D, la catalogación de rasgos únicos (también llamados puntos de referencia), el análisis de las proporciones geométricas de los rasgos faciales, el mapeo de la distancia entre los rasgos faciales clave y el análisis de la textura de la superficie de la piel. La tecnología de reconocimiento facial entra en la categoría de la biometría, o la medición de datos biológicos. Otros ejemplos de tecnologías biométricas incluyen el escaneo de huellas dactilares y los sistemas de escaneo de ojos/iris.

Usos de la tecnología de reconocimiento facial

El software de reconocimiento facial tiene una variedad de aplicaciones, pero se utiliza más comúnmente para fines de seguridad y aplicación de la ley. Los aeropuertos utilizan el software de reconocimiento facial para buscar individuos sospechosos de delitos y para comparar las fotos de los pasaportes con los rostros en persona para confirmar las identidades.

Los agentes de la ley utilizan el software de reconocimiento facial para identificar y detener a los delincuentes. Varios estados utilizan esta tecnología para evitar que la gente obtenga tarjetas de identificación o permisos de conducir falsos. Algunos gobiernos extranjeros incluso la utilizan para combatir el fraude electoral.

Limitaciones del reconocimiento facial

Aunque los programas de reconocimiento facial utilizan una variedad de medidas y tipos de escaneos para detectar e identificar rostros, existen limitaciones:

  • Las imágenes de baja resolución y la mala iluminación pueden reducir la precisión de los resultados del escaneo facial.
  • Los diferentes ángulos y las expresiones faciales, incluso una simple sonrisa, pueden suponer un reto para los sistemas de reconocimiento facial.
  • El reconocimiento facial pierde precisión cuando la persona lleva elementos como gafas, sombreros, bufandas o peinados que cubren parte de la cara. El maquillaje y el vello facial también pueden plantear problemas para los programas de detección facial.
  • Los escaneos faciales no se conectan necesariamente con un perfil, lo que significa que un escaneo de la cara de una persona puede no ser útil si no hay fotos de ella en una base de datos accesible. Sin una coincidencia, la identidad de la persona detrás del escaneo de la cara puede seguir siendo un misterio.
  • Las preocupaciones sobre la privacidad o la seguridad pueden plantear limitaciones para el uso de los sistemas de reconocimiento facial. Por ejemplo, el escaneo o la recopilación de datos de reconocimiento facial sin el conocimiento y el consentimiento de una persona viola la Ley de Privacidad de la Información Biométrica de 2008.
  • Las tecnologías de reconocimiento facial pueden ser explotadas con fines nefastos. Por ejemplo, los datos de reconocimiento facial que coinciden positivamente con las fotos en línea o las cuentas de las redes sociales podrían permitir a los ladrones de identidad reunir suficiente información para robar la identidad de una persona.

Uso del reconocimiento facial en dispositivos y aplicaciones inteligentes

El reconocimiento facial forma parte cada vez más de nuestra vida cotidiana a través de dispositivos y aplicaciones. Por ejemplo, el sistema de reconocimiento facial de Facebook DeepFace puede identificar rostros humanos en fotografías digitales con una tasa de precisión de hasta el 97%.

Apple también tiene una función de reconocimiento facial llamada Face ID. Se espera que Face ID sustituya a la función de escaneo de huellas dactilares de Apple, Touch ID. Almacena una representación matemática de su escaneo facial en una ubicación segura en el propio dispositivo. La información no se copia ni se almacena en los servidores de Apple.

Face ID utiliza la percepción de la profundidad y sensores infrarrojos para garantizar que la cámara está escaneando su cara real y no una foto o un modelo 3D. El sistema también requiere que tus ojos estén abiertos, lo que impide que otra persona desbloquee tu teléfono mientras estás dormido o inconsciente.

Apple ha advertido que los hermanos idénticos (gemelos, trillizos, etc.) pueden desbloquear los teléfonos de los demás. Incluso sin un hermano idéntico, Apple estima que hay aproximadamente una posibilidad entre un millón de que la cara de un completo desconocido tenga la misma representación matemática de su escaneo facial que tú.

Los niños menores de 13 años no son buenos candidatos para utilizar esta tecnología, según Apple, porque sus rostros aún están creciendo y cambiando de forma.

Los usuarios de Android y de ordenadores portátiles pueden descargar varias aplicaciones que añaden capacidades de reconocimiento facial a sus dispositivos, pero ninguna de ellas es tan fiable como el Face ID. Entre las opciones se encuentran True Key de McAfee y Face Lock Screen. A medida que la tecnología mejore, sin embargo, espere ver más dispositivos con funciones de reconocimiento facial integradas.