Aunque la PlayStation 4 te permite descargar y reproducir juegos digitalmente, es muy probable que una parte importante de tus bibliotecas de juegos y películas siga estando en discos. Cuando la unidad de disco de la PS4 se estropea de alguna manera, puedes encontrarte con que no acepta discos nuevos, no lee discos o se niega a expulsar tus discos. A continuación te explicamos cómo hacer que tu unidad vuelva a funcionar.

Estas instrucciones se refieren a todas las versiones del hardware de PS4, incluyendo la PlayStation 4 original, la PS4 Slim y la PS4 Pro.

¿Qué causa los errores de manejo de discos de PS4?

Cuando una PlayStation 4 tiene problemas para manejar los discos, se debe a un problema con el hardware físico, el firmware de la consola que lo controla todo, o a discos dañados. El mecanismo de la unidad de disco en sí puede estar roto, el sensor de disco o el botón de expulsión pueden estar rotos, o puede haber un error o corrupción en el firmware que impide que el sistema acepte, lea o expulse los discos, o cualquier combinación de esos problemas.

Para averiguar por qué tu PS4 tiene problemas de manejo de discos, primero tienes que acotar el problema específico al que te enfrentas.

  • PS4 no acepta discos: Este problema ocurre cuando ya hay un disco en el sistema, cuando el disco que intentas insertar está sucio o dañado, o cuando el sistema no reconoce que estás intentando insertar un disco.
  • PS4 no lee discos: Este problema suele estar causado por un disco sucio o dañado. La propia unidad de disco también puede estar dañada, o podría tener un problema de firmware.
  • PS4 no expulsa los discos: Este problema puede ser causado por componentes internos sucios o contaminados, un mecanismo de expulsión dañado, y un puñado de otras cuestiones. Siempre se puede expulsar el disco utilizando el tornillo de expulsión manual, pero la fijación del problema puede ser más difícil.

Cómo solucionar cuando una PS4 no coge, lee o expulsa un disco

Si tienes problemas de manejo de discos con tu PS4 y no coge, lee o expulsa un disco de juegos o películas, utiliza estos pasos de solución de problemas para que vuelva a funcionar.

Algunos de estos pasos se refieren específicamente a un problema, como un disco que no se expulsa. Si un paso no es relevante para el problema que estás experimentando, puedes omitirlo.

Asegúrate de que no hay un disco en tu PS4. Si no puedes insertar un disco en tu sistema, intenta pulsar el botón de expulsión en la parte frontal de la consola. Es posible que te hayas olvidado de meter un juego o una película, o que alguien haya metido uno sin que lo sepas. Si un juego se expulsa, deberías poder insertar el que querías jugar.

Reinicia tu PS4. Existe la posibilidad de que se trate de un pequeño fallo temporal, en cuyo caso apagar y reiniciar tu PS4 podría solucionar el problema. Si tu consola comienza a aceptar, leer y expulsar discos después de un reinicio, puedes utilizarla como lo harías normalmente, y sólo volver a esta lista si comienza a actuar de nuevo.

Prueba a utilizar el tornillo de expulsión manual. Si intentas expulsar un disco de tu PS4 y no ocurre nada, o no estás seguro de que haya un disco en el sistema, puedes utilizar el tornillo de expulsión manual para eliminar todo lo que esté actualmente en la unidad y empezar de nuevo.

Para utilizar un tornillo de expulsión manual de PS4:

Sujetar con cuidado la PS4 para que la ranura del disco apunte hacia abajo puede ayudar a que el disco se libere.

Limpia tu disco de juegos o películas. Si estás absolutamente seguro de que no hay ningún disco actualmente en el sistema, es posible que el disco que estás intentando insertar esté sucio o dañado.Examina físicamente el disco en busca de polvo, suciedad y otros contaminantes como la comida. Si es necesario, limpia el disco con un paño de microfibra y luego intenta insertarlo de nuevo.

Limpia el disco en líneas rectas desde el centro hasta el borde exterior, y utiliza sólo un paño de microfibra seco.

Prueba con otro juego o película. Si sigues sin poder insertar un disco, o la PS4 no lee tu disco, deja a un lado el disco con el que estabas trabajando y prueba con otro diferente. Prueba con varios discos de juegos de PS4 y discos DVD o Blu-Ray si los tienes para ver si el sistema acepta y lee alguno de ellos. Si lo hace, es muy probable que sólo tengas uno o más discos dañados.

Reconstruye la base de datos de tu PS4 desde el modo seguro. Puede haber un problema con el firmware que hace funcionar tu PS4 si sigue sin aceptar o leer discos. Intenta reiniciar tu consola en modo seguro y luego selecciona la opción Reconstruir base de datos. Si eso no funciona, prueba la opción Reinstalar software del sistema que también está disponible en modo seguro.

Limpie el interior de la unidad de disco de su PS4. Utilizando aire enlatado o un soplador, limpie el polvo de la unidad de disco de su PS4. Es posible que tenga que quitar la cubierta superior para eliminar completamente el polvo. Si hay demasiado polvo acumulado en la unidad, o los rodillos están sucios, puede negarse a aceptar nuevos discos o leer cualquier disco que esté actualmente en el sistema.

Inspeccione la unidad de disco de su PS4 en busca de daños. Retire la cubierta superior de su PS4 e inspeccione físicamente la unidad de disco. Si se ha permitido la entrada de algún objeto extraño en la ranura del disco, puede encontrarlo atascado dentro de la unidad de disco. Las pegatinas, la cinta adhesiva y otros objetos pegados en los discos de juegos o películas también pueden quedar atrapados en la unidad e impedir que funcione correctamente.

Si encuentra algún objeto extraño en la unidad de disco, retírelo con cuidado. Tenga cuidado y evite tocar cualquier componente que pueda evitar. Si es posible, utilice unas pinzas u otra herramienta similar para retirar cualquier objeto extraño sin alterar los delicados componentes de la unidad.

¿Qué pasa si su PS4 sigue sin coger, leer o expulsar discos?

Si su consola sigue teniendo problemas de manejo de discos después de haber seguido todos los pasos de solución de problemas, entonces es probable que tenga algún tipo de fallo de hardware que es mejor dejar a los profesionales.

Es probable que su unidad de disco necesite ser reparada o reemplazada, y el intento de hacerlo usted mismo podría terminar siendo una propuesta costosa si repara o reemplaza los componentes equivocados. Para obtener ayuda y asistencia adicional, póngase en contacto con el servicio de atención al cliente de Sony.