Tómate un momento para pensar en cuántas horas pasas diariamente frente a un dispositivo digital. Según algunos de los últimos estudios, el adulto medio pasa aproximadamente 11 horas diarias mirando una pantalla. Quienes se especializan en campos especializados, como los servicios informáticos o la programación, probablemente seguirán vinculados al mundo digital durante más tiempo aún. Si bien muchos investigadores han destacado cuestiones como los riesgos de un estilo de vida más sedentario, también hay que recordar que los ojos se ven sometidos a una gran tensión. ¿Cuáles son las señales que indican que es prudente dar un paso atrás, y hay formas de proteger tus ojos?

¿Cuándo es suficiente?

Los ojos son mecanismos increíblemente delicados. Aunque no se diga que mirar fijamente a un dispositivo digital vaya a causar ceguera o astigmatismo, es un hecho que este hábito puede causar una cantidad significativa de molestias. Estas son algunas de las principales señales de que es necesario hacer una pausa:

  • Usted desarrolla un dolor de cabeza.
  • Se hace más difícil concentrarse en pequeños bloques de texto.
  • Se le empiezan a secar los ojos.
  • Se fatiga.

Debemos recordar que el sistema ocular no fue concebido principalmente para permanecer enfocado en imágenes y textos fijos. Por ello, este tipo de prácticas puede acabar provocando el cansancio de los músculos. Por lo tanto, está claro que sobrepasar estos límites puede resultar más perjudicial que beneficioso. Si empiezas a experimentar alguno de los síntomas señalados anteriormente, es prudente que te tomes un breve descanso.

¿Cómo se puede combatir la fatiga ocular?

Desgraciadamente, cualquier persona que se dedique a la codificación o al desarrollo informático es probable que sufra fatiga ocular de vez en cuando. Por ello, la compra de un par de gafas de luz azul asequibles, como las que ofrece Barnerbrand.com, le proporcionará varios beneficios. Este tipo de gafas ha sido diseñado específicamente para bloquear eficazmente determinadas longitudes de onda, que se dice que contribuyen a la fatiga ocular. No sólo son elegantes y están disponibles en muchos diseños, sino que no impiden la visión normal (en otras palabras, no son gafas graduadas).

Hay otras formas de dar un descanso a sus ojos en ocasiones. He aquí un puñado de sugerencias prácticas para aplicar a diario:

  • No mire nunca las pantallas en la oscuridad.
  • Intente proporcionar al entorno cercano la mayor cantidad de luz natural posible.
  • Adoptar una postura correcta, ya que puede ayudar a evitar los dolores de cabeza.
  • Las gotas para los ojos pueden ayudar a contrarrestar la sensación de sequedad.
  • Si se siente fatigado o le duele la cabeza, haga una pequeña pausa para que sus ojos descansen.

La tensión ocular debe tomarse en serio si espera seguir estando cómodo y sin dolor. Todas las recomendaciones anteriores son bastante útiles si se pueden adoptar en su rutina diaria.