Una lista de reproducción es una lista cuidadosamente seleccionada de archivos de audio o vídeo que se reproducen en reproductores multimedia, ya sea en secuencia o en orden aleatorio. El término «lista de reproducción» tiene varios significados especializados en la radiodifusión, la televisión, los ordenadores personales y los teléfonos móviles. Una lista de reproducción es también una lista de títulos grabados en un disco de vídeo digital. En la mayoría de los reproductores multimedia, puedes crear fácilmente una lista de reproducción personalizada a partir de tu biblioteca multimedia. Por último, la palabra lista de reproducción significa una lista de las pistas que se van a reproducir ese día en un programa concreto.

  • ¿Por qué crear una lista de reproducción?
  • Cómo crear una lista de reproducción fuera de una plataforma de streaming
  • Cómo descargar vídeos de YouTube
  • Cómo convertir vídeos de Youtube en MP3
  • Cómo convertir vídeos de Youtube en MP4
  • Cómo crear la lista de reproducción perfecta

¿Por qué crear una lista de reproducción?

Hay numerosas razones por las que necesitaría crear una lista de reproducción. Veamos algunas razones para crear una lista de reproducción.

Para la promoción

Hay listas de reproducción específicas, especialmente en las plataformas de streaming de música, que se crean especialmente para promover a los músicos. Los DJs, las emisoras de radio y otras personas influyentes en el mundo de la música crean listas de reproducción promocionales con el único propósito de hacer llegar una canción o un artista a un público más amplio. Algunas de estas listas de reproducción son de pago, mientras que otras son gratuitas.

Para combinar o mejorar un estado de ánimo

A veces, tienes un día estupendo y te apetece escuchar canciones que mejoren esa sensación de felicidad. Pero, por supuesto, quieres que todo lo que te rodea coincida con lo que sientes por dentro. Pero también hay momentos en los que lo único que quieres es acurrucarte en la cama y llorar a mares. Días como estos requieren canciones más solemnes y autorreflexivas.

Para una ocasión especial

Ya sean fiestas de cumpleaños, bodas, aniversarios, baby showers o Navidad, sea cual sea la ocasión, una lista de reproducción especialmente seleccionada añade diversión y emoción al ambiente.

Escuchar tus canciones favoritas

Elaborar una lista de canciones favoritas puede hacerse de diferentes maneras. Por ejemplo, podría basarse en tu género favorito, el músico, la fecha de publicación, etc. También podría ser una mezcla de dos o más categorías.

Como regalo

Regalar listas de reproducción se ha convertido en «algo» en los últimos tiempos. Aunque rara vez se trata de un regalo en solitario, está muy extendido encontrar amigos que crean listas de reproducción especiales para los cumpleaños o momentos especiales de cada uno. Además, se ha convertido en una tendencia que las parejas creen listas de reproducción como simples regalos en las relaciones románticas.

Crear una lista de reproducción fuera de una plataforma de streaming

Con la llegada de las plataformas de streaming, muchas personas tienen acceso a sus canciones favoritas en cualquier momento, lo que hace que la creación de listas de reproducción sea algo sencillo. Sin embargo, algunas de estas plataformas de streaming tienen sus contras. Por ejemplo, una plataforma de streaming de vídeo como YouTube viene con una serie de anuncios que interrumpen tu experiencia de visualización. A veces, estos anuncios no son deseados y ocupan un tiempo considerable de visualización, especialmente con los vídeos más largos de la plataforma. Pero si te descargas los vídeos de la plataforma y creas tu lista de reproducción fuera de YouTube, podrás disfrutar de algunas cosas.

Cómo descargar vídeos de YouTube

YouTube es, sin duda, el sitio web de streaming de vídeo más popular que existe. Millones de personas transmiten vídeos de YouTube cada día, y algunos prefieren guardar los vídeos para reproducirlos sin conexión. En cambio, otros desean descargarlos por diversas razones, como reutilizar los vídeos o los fragmentos de los mismos en virtud de la disposición de uso justo. Para algunas personas puede ser difícil conseguir esos deseos, y ahí es donde entran en juego herramientas como Viddly. Con estas herramientas puedes descargar fácilmente los vídeos que desees como MP4 en formatos 720p, 1080p, 4K u 8K. También puedes convertir los vídeos a formatos MP3 para música y podcasts. Todo lo que tienes que hacer es conseguir vidd.ly en tu Mac o dispositivo Windows. Una vez hecho esto, sólo tienes que copiar y pegar la URL del vídeo de YouTube seleccionado en el campo designado y, a continuación, pulsar el botón de descarga. Así de sencillo. También puedes elegir la calidad del vídeo que deseas antes de descargarlo.

Cómo convertir vídeos de YouTube a MP3

Como ya hemos mencionado, herramientas como Viddly te ayudan a convertir fácilmente los vídeos de YouTube a MP3, y el proceso es perfecto. Viddly cuenta con una función de búsqueda integrada, por lo que no tienes que preocuparte de copiar y pegar las URL de los vídeos. Todo lo que tienes que hacer es introducir el título de la canción o la lista de reproducción que quieres descargar y ver cómo aparece la canción en tu pantalla en tiempo real. Una vez hecho esto, selecciona la calidad deseada y pulsa el botón de descarga. A diferencia de otros descargadores de vídeo que sólo admiten el formato MP3, Viddly también admite los formatos AAC o Vorbis. Así, te da más opciones a una velocidad de descarga más rápida.

Cómo convertir vídeos de Youtube a MP4

Es importante tener en cuenta que, por sí mismo, YouTube tiene algunas restricciones de descarga. Te permite descargar vídeos específicos para verlos sin conexión dentro de su aplicación para Android o iOS. Pero tendrás que tener una cuenta de YouTube Premium, y solo podrás verlos en el mismo dispositivo en el que se descargaron. Aquí es donde entra Viddly. Sólo tienes que copiar y pegar la URL del vídeo de YouTube, utilizar la función de búsqueda incorporada insertando palabras clave y buscando en la lista de vídeos poblados, o seleccionar un archivo existente ya en tu disco duro. Una vez que tengas el vídeo deseado, selecciona el formato. Por defecto, todos los vídeos MP4 se descargan en 1080p, pero tienes la opción de descargarlos en 4K y 8K si deseas vídeos de mayor calidad. Finalmente, pulsa el botón de descarga.

Cómo crear la lista de reproducción perfecta

Ahora que tienes todas tus canciones favoritas (incluidos los vídeos convertidos a MP3) en tu dispositivo, es hora de reunirlas. Es el momento de crear esa lista de reproducción «perfecta». Aquí tienes algunos consejos que debes tener en cuenta.

Variedad

La variedad en cualquier lista de reproducción es muy vital si quieres que sea muy cautivadora. Ciertamente, la cohesión es un factor esencial, pero aún así puedes tener una lista de reproducción diversa que fluya sin problemas. Ten una mezcla de artistas, velocidades, géneros, instrumentos, ritmos, etc. en tu lista de reproducción. Libera la lista de reproducción de la redundancia.

Tema y propósito

Una lista de reproducción con un tema y un propósito es un excelente punto de partida para crear una lista de reproducción distinta y cohesiva. En concreto, considerar los temas y propósitos de las listas de reproducción es una forma perfecta de orientar la elección de las canciones. Puede optar por un solo tema o propósito o por varios temas o propósitos. También puedes combinarlos si te apetece.

Ama la música

Este es un punto bastante obvio. Incorporar la música que le gusta a su lista de reproducción hace que ésta sea automáticamente más atractiva para usted. Además, como estás más familiarizado con la música que te gusta, puedes hacer una lista de reproducción más cohesionada con ella.

Estructura

La música es esencial, pero también lo es la estructura. A menos que esto sea lo que buscas, no te gustaría poner demasiadas canciones que suenen parecidas o demasiadas canciones de un mismo artista. Por otro lado, tampoco te gustaría tocar demasiadas canciones nuevas o demasiadas canciones que hayas tocado innumerables veces. Además, después de elegir las canciones, es necesario que las organices adecuadamente en aras de la diversidad y la cohesión. El equilibrio en todos los aspectos es esencial en cualquier lista de reproducción perfecta.

Número de canciones

El número de canciones de tu lista de reproducción no debe ser ni muy poco ni demasiado. En el caso de las listas de reproducción creadas para compartir, 10 canciones ya no son suficientes. Es demasiado corto. Del mismo modo, es necesario limitar un poco el número de canciones. Nadie escuchará una lista de reproducción gigantesca de 1000 canciones. En su lugar, hay que buscar una colección de entre 30 y 50 canciones. En algún punto de ese rango está el número perfecto.

Sea creativo

Nunca tenga miedo de ser creativo con sus listas de reproducción. Hacer esto siempre ayudará a la participación. Piensa de forma diferente. Juega con una mezcla de géneros, músicos, fechas de lanzamiento y todo eso. La idea es la diversidad y la cohesión; recuérdalo siempre.

Manténgalo actualizado

Esto funciona mejor para las listas de reproducción compartidas. Siempre querrás que tu lista de reproducción se mantenga relevante y fresca para sus oyentes. Esto no quiere decir que deba cambiar todas o la mayoría de las canciones cada vez. Simplemente añadiendo nuevas canciones y quitando algunas, mantendrás la lista de reproducción con un sonido nuevo y fresco. Además, considere la posibilidad de reorganizarlas a intervalos, ya que así mantendrá su lista de reproducción constantemente actualizada.

Tenga un elemento de sorpresa

Una de las mayores emociones al crear y compartir listas de reproducción es presentar a sus oyentes nueva música. Pero lo mejor será que las mezcle con algunas canciones ya conocidas. Hacer esto le dará más libertad para entrar con su elemento sorpresa, la música nueva. Pero, por supuesto, «nuevo» no siempre tiene que ser nuevo. Puede tratarse de una vieja joya o de una canción o un artista poco conocidos. En cualquier caso, la lista de reproducción perfecta debe tener un elemento sorpresa que la eleve más allá de una simple recopilación de buena música.

Por último, crear la lista de reproducción perfecta es una forma de arte. Hay que acertar con el estado de ánimo y las canciones adecuadas. Al fin y al cabo, una lista de reproducción es tu banda sonora antes de un examen intimidatorio, tu compañera durante una intensa sesión de gimnasio o en un solitario viaje a través del país. Canción tras canción, tiene que provocar todas las emociones adecuadas. Está muy bien hacer la lista de reproducción perfecta. Sin embargo, si nadie la escucha, puede parecer que todo ese trabajo es en vano. No dudes en compartirla con tu familia y amigos y utiliza las redes sociales para llegar a un público aún más amplio. Compartir es cuidar.