¿Cómo convertir un televisor normal en un televisor inteligente? Aquí tienes una guía práctica y sencilla con algunos consejos para convertir rápidamente tu televisor en un televisor inteligente.

Transformar un televisor clásico en un televisor inteligente: las soluciones.

Las televisiones han cambiado mucho. El proceso digital ha transformado profundamente cualquier aparato electrónico o electrodoméstico, haciéndolo más eficiente y, en la gran mayoría de los casos, capaz de acceder a Internet.

Hoy en día, la mayoría de las funciones de un electrodoméstico, incluidos los televisores, se realizan directamente a través de un servicio de conexión a la web, desde la ejecución de aplicaciones de streaming hasta la apertura de motores de búsqueda.

Los televisores no han quedado excluidos del cambio: los televisores modernos, más apropiadamente conocidos como «televisores inteligentes», son capaces de acceder a la web con facilidad, permitiendo a los usuarios navegar libremente.

Sin embargo, hay muchos usuarios que, por una u otra razón, todavía no tienen una televisión inteligente.

Los dispositivos adquiridos en el pasado pueden seguir siendo totalmente funcionales, aunque no proporcionen acceso a la red, así que ¿por qué cambiarlos sólo para poder navegar por la web?

En estos casos, el usuario puede adoptar soluciones que conviertan el televisor ordinario en un verdadero televisor inteligente. Averigüemos cómo.

El uso de dispositivos de streaming.

Una primera solución para transformar el televisor clásico en un televisor inteligente es utilizar dispositivos de streaming que puedan conectarse al televisor mediante un simple cable HDMI.

Tanto el cable como los dispositivos se pueden comprar cómodamente por internet, siendo algunos de los mejores:

  • Amazon Fire Stick
  • Amazon Fire Stick Lite
  • New Amazon Fire TV Stick
  • Google Chromecast
  • Roku Streaming Stick
  • Apple TV
  • NOW TV Smart Stick

El funcionamiento de dispositivos similares es muy sencillo.

Una vez que haya adquirido el producto deseado, independientemente de la marca que haya elegido, conecte el dispositivo de streaming a su televisor mediante el cable HDMI que viene con el dispositivo.

El cable actúa como conector entre el televisor y el dispositivo y se conecta al puerto HDMI de la parte posterior del televisor.

Una vez conectado, el dispositivo de streaming puede instalarse manualmente (en unos sencillos pasos) o a través de una configuración automática, tras la cual podrá crear una conexión válida entre sus dispositivos electrónicos (por ejemplo: smartphones y tabletas) para reproducir los contenidos de streaming transmitidos en los dispositivos inteligentes.

El uso de cajas de televisión.

Una segunda solución práctica es utilizar las llamadas cajas de televisión. También en este caso hay mucho donde elegir: existe una amplia gama de modelos diferentes en el mercado, producidos por marcas conocidas y menos conocidas, capaces de crear una conexión de red en dispositivos que no están habilitados por defecto para la navegación en línea.

Las cajas de TV funcionan de forma muy parecida a los dispositivos de streaming. La caja debe conectarse directamente al televisor a través del cable HDMI, conectando este último a su puerto dedicado.

Una vez hecho esto, la caja permitirá al usuario navegar según los servicios disponibles en su sistema operativo.

El uso de claves de red.

Por último, una tercera solución para transformar un televisor clásico en un dispositivo inteligente es utilizar pequeñas llaves de red.

Introducidas para satisfacer la necesidad de conectar dispositivos portátiles a Internet, las llaves de red no son más que dispositivos USB que pueden crear una conexión en el PC o el televisor.

La velocidad de navegación varía de un modelo a otro, así como el plan de precios elegido al comprar la llave.

Así es, porque la mayoría de las claves de red también son distribuidas por las compañías telefónicas, que llegan a acuerdos con los clientes para crear planes de tarifas personalizados.

El funcionamiento de los dongles de red vuelve a recordar a los cables HDMI.

Para crear la conexión en el dispositivo en cuestión, en este caso el televisor, basta con conectarlo al puerto USB previsto, que generalmente se encuentra al lado del puerto HDMI.

Una vez hecho esto, el televisor permitirá al usuario navegar libremente por Internet, siempre que el sistema operativo soporte la conexión a Internet.

Mini PC.

La última solución que proponemos es utilizar mini PCs.

Los mini PC con Windows no son más que ordenadores compactos que permiten utilizar Internet a través del televisor.

La instalación de estos dispositivos es muy sencilla y no implica procedimientos complejos, simplemente conecte el mini PC a su TV y estará conectado inmediatamente.

Preste atención sólo a los puertos de conexión de su televisor que sean compatibles con las salidas del mini pc. Este consejo es obviamente útil para todas las soluciones mencionadas anteriormente.

Descubre los mejores modelos de mini pc: mini pc windows.