El iPhone es conocido por muchas cosas, entre ellas su velocidad. Sin embargo, si utilizas un modelo antiguo de iPhone, puedes experimentar una ralentización. Si no estás listo para actualizar a un dispositivo más nuevo, esta guía proporciona algunos consejos para solucionar y arreglar un iPhone lento.

Causas de un iPhone lento

Los iPhones más antiguos se ralentizaron deliberadamente para protegerse de los problemas de la batería y mejorar el rendimiento general. Apple lo admitió en 2017. Pero esta no es la única causa de un iPhone lento. Hay una gama de otras causas potenciales, incluyendo:

  • Edad: Más allá de que Apple ralentice intencionadamente los iPhones más antiguos para proteger la batería, los simples procesos de envejecimiento pueden ralentizar los dispositivos.
  • Pérdida de memoria: Los iPhones con la memoria llena pueden ser más lentos debido a la falta de espacio de almacenamiento.
  • Falta de actualizaciones: Los dispositivos desactualizados se vuelven más lentos con el tiempo.
  • Aplicaciones que se ejecutan en segundo plano: Un iPhone ralentiza otras actividades para compensar las aplicaciones que se ejecutan en segundo plano.

Cómo arreglar un iPhone lento

Puedes utilizar una serie de consejos y trucos para acelerar tu dispositivo sin tener que comprar uno nuevo.

Reinicia el iPhone. Mucha gente utiliza sus iPhones constantemente, cargándolos cuando les queda un poco de porcentaje y utilizándolos hasta que la batería vuelve a bajar. Si no has reiniciado tu dispositivo en un tiempo, cierra todas las aplicaciones abiertas y reinícialo. Esto puede acelerar el dispositivo considerablemente.

Comprueba la salud de la batería del iPhone. Si tienes un iPhone 6 o más reciente, con iOS 11.3 o más reciente, comprueba la salud de la batería. Si es baja, esta puede ser la causa del problema de velocidad, lo que significa que es hora de un reemplazo.

Actualiza iOS. Comprueba si hay una actualización disponible para el dispositivo. Las nuevas actualizaciones suelen corregir errores y otros problemas que pueden ralentizar un iPhone.

El iOS más reciente, iOS 13, sólo está disponible para el iPhone 6s y los más nuevos. Los dispositivos más antiguos no pueden actualizar más en este momento.

Actualiza las apps. Aunque las apps pueden actualizarse automáticamente, es mejor ver si tienes alguna que se está quedando atrás, causando lags.

Desactiva la actualización de aplicaciones en segundo plano. Evita que las aplicaciones utilicen datos en segundo plano del dispositivo. Si tienes un iPhone con iOS 13, utiliza el modo de datos bajos para restringir la ejecución de las aplicaciones cuando no las estés utilizando. Sin que se utilice esta energía extra, tu iPhone puede recuperar algo de velocidad.

Limpia la caché del iPhone. Un iPhone lento puede estar atascado con un montón de archivos temporales. Para eliminar estos archivos, limpia la caché.

Libera espacio de almacenamiento. Un iPhone lleno hasta los topes de aplicaciones, fotos y demás funciona más lento de lo normal. Elimina las aplicaciones que ya no uses y mueve las fotos y otros medios a iCloud para que estén a salvo.

Reduce los efectos visuales del iPhone. El ajuste de movimiento, así como la transparencia del iPhone, pueden mejorar el rendimiento visual. Sin embargo, estas características también pueden hacer que los iPhones de modelos más antiguos se ralenticen. Reduce el movimiento y la transparencia dentro de los ajustes y comprueba cómo afecta al dispositivo.

Cambia los ajustes de ubicación. Con iOS 11 y versiones posteriores, cambia los ajustes de ubicación a Mientras se usa la app, que solo permite que la app conozca tu ubicación cuando está en uso. Este cambio puede ahorrar energía y ayudar a recuperar la velocidad del iPhone.

Borrar las cookies del navegador. También se puede liberar espacio borrando las cookies de Safari en un iPhone. Borrar las cookies no cambia la información de autorrelleno.

Restaurar el iPhone a los ajustes de fábrica. Una restauración completa puede arreglar los problemas de velocidad dentro de un dispositivo. Aun así, esto sólo se debe utilizar como un paso final.

La restauración de un iPhone borra todos los datos del dispositivo. Cree una copia de seguridad de su iPhone para no perder información y archivos importantes.

Póngase en contacto con el Soporte de Apple. Si todo lo demás falla, puede haber un problema con un componente dentro del iPhone. Póngase en contacto con el Soporte de Apple iniciando una solicitud en línea o llevando el dispositivo a una Apple Store cercana con una Genius Bar.