Cuando se copian los CD para crear archivos de música digital a partir de las canciones del CD, existen diferentes tipos de archivos de música digital además del MP3. Por defecto, iTunes crea archivos en formato AAC, codificados a 256 Kbps (cuanto más altos sean los Kbps -kilobits por segundo- mejor será la calidad del sonido). Aunque AAC es el valor predeterminado de iTunes, puede cambiar el tipo de archivos que crea iTunes cuando copie los CD y los añada a su biblioteca musical.

Cómo cambiar los ajustes de importación en iTunes

Cada tipo de archivo tiene sus propios puntos fuertes y débiles: algunos tienen un sonido de mayor calidad y otros crean archivos más pequeños. Para aprovechar las ventajas de los distintos tipos de archivos, cambie los ajustes de importación de iTunes.

Abra iTunes y vaya a Preferencias:

  • En Mac, vaya al menú iTunes y elija Preferencias.
  • En Windows, vaya al menú Edición y elija Preferencias.

En la pestaña General, haga clic en Ajustes de importación.

Los ajustes de la siguiente pantalla controlan lo que le ocurre a un CD cuando lo introduce en su ordenador e importa canciones (o cuando utiliza la función de conversión de archivos de música integrada en iTunes).

Seleccione el menú desplegable Importar usando y elija qué tipo de archivo de audio se crea: MP3, AAC, WAV u otro.

Seleccione el menú desplegable Configuración y elija la calidad de los archivos que salen. Cuanto mayor sea la calidad, mejor sonará, pero más espacio ocupará en su ordenador o dispositivo.

Haga clic en Aceptar para guardar los cambios.

La próxima vez que copie un CD (o convierta un archivo de música existente en su ordenador), iTunes utilizará estos ajustes para guardarlo.