Instalar tu nueva videoconsola en el lugar adecuado puede suponer la diferencia entre años de juego o constantes averías. Los nuevos sistemas de juego como la Xbox 360 y la PS3 producen mucho calor, y el calor y la electrónica no se llevan especialmente bien. Aquí tienes algunos consejos para que tu videoconsola funcione sin problemas a largo plazo.

La ubicación lo es todo

Lo peor que puedes hacer es meter tu potente consola de videojuegos en la parte trasera de un centro de entretenimiento cerrado o en un mueble de televisión. Hay varias soluciones entre las que elegir, así que el objetivo es encontrar una que no sólo funcione bien, sino que también tenga un aspecto agradable.

La mejor opción es un soporte de TV con la parte trasera y/o los laterales abiertos, lo que facilita la limpieza y permite que el calor se aleje del sistema de juego. Si no te preocupa el aspecto, por ejemplo, si tu sistema se instala en una sala de juegos o en un dormitorio, también puedes probar con un simple estante de A/V con estructura de alambre, ya que eso permitiría el máximo flujo de aire. También es posible comprar un estante de almacenamiento centrado en el juego.

Mantenimiento del sistema

Incluso después de haber elegido la ubicación, todavía tienes que quitar el polvo y asegurarte de que las cosas están limpias de vez en cuando. También se recomienda que eches un vistazo a las rejillas de ventilación de tu sistema de juego y las limpies también si es necesario. No utilice aire comprimido para eliminar el polvo, ya que lo introducirá en el sistema y probablemente causará un nuevo problema. En su lugar, puede utilizar una pequeña aspiradora de mano para sacar la suciedad. Hacer esto cada seis meses aproximadamente puede ahorrarle muchos dolores de cabeza más adelante.

Consejos adicionales

  • No guarde las cajas de los juegos u otras cosas encima de sus sistemas de juego.
  • No dejes los mandos cableados por todo el salón: lo último que quieres es que el perro de la familia, los niños pequeños o tus amigos tontos tropiecen con ellos y tiren tu consola al suelo.
  • Mantén tus sistemas limpios. El polvo es el enemigo mortal de la electrónica. Combátelo como puedas.
  • Mantén tus sistemas frescos. Utiliza soportes de TV y/o centros de entretenimiento con la parte trasera abierta. Esto permite que el aire circule para que tu sistema no se caliente demasiado.
  • No te asustes si algo va mal. Tu Xbox 360 te da mensajes de error y errores de anillo de luz por muchas razones. Comprueba los cables de alimentación, comprueba los cables AV, asegúrate de que está bien ventilado, asegúrate de que no hay nada encima. Si todo esto está bien, entonces puedes entrar en pánico.
  • No tires la caja en la que vino el sistema. Son una forma práctica de transportar el sistema si lo necesitas ya que puedes mantener todo organizado y en un solo lugar.