En la acelerada sociedad actual, el minimalismo es el mantra al que todo el mundo está empezando a prestar atención;

Después de todo, la mera idea de un espacio ordenado y libre de desorden parece refrescante en un momento en el que todos estamos siendo bombardeados con demasiada información. Pero puede resultar intimidante entrar en esta tendencia, sobre todo si no estás seguro de por dónde empezar.

6 maneras en que el minimalismo puede cambiar tu vida

Sin embargo, los pros superan con creces los contras. Si no estás convencido de cómo el minimalismo puede cambiar tu vida, aquí tienes algunos de sus beneficios probados en sólo dos semanas:

1. Más allá del alivio físico que puede suponer la adaptación a un estilo de vida minimalista, uno de sus mayores beneficios reales es un espacio mental más despejado. Sin todo el desorden del que preocuparse, pronto descubrirás que también hay mucho espacio para pensar.

Vive un estilo de vida m√°s claro y saludable con un entorno m√°s minimalista. Para ello, deshazte de los trastos y la parafernalia innecesaria que ya no necesitas. Si a√ļn no puedes decidir qu√© tirar o qu√© conservar, organizar tus cosas y guardar todo lo que no necesites inmediatamente es una buena manera de empezar.

2. APRENDER A PRIORIZAR Aprender a priorizar

En relación con el aprendizaje de lo que hay que conservar y lo que hay que guardar, el minimalismo puede ayudarte a priorizar no sólo tu desorden, sino también tus tareas. Una vez que te sientas y empiezas a despejar el desorden, realmente conseguirás empezar a pensar en lo que importa en este momento y en lo que no.

Aprender a priorizar también significa deshacerse de cualquier desorden sentimental innecesario. Se trata de objetos que sólo están ahí porque te sientes mal por haberlos tirado o porque te los regalaron en un momento importante de tu vida.

Sin embargo, no todas las cosas merecen ser conservadas. Aprende a poner el límite y a decir que ya no necesitas algunas cosas para ayudarte a seguir adelante.

3. DESINTOXICACI√ďN TECNOL√ďGICA Desintoxicaci√≥n tecnol√≥gica

Un estilo de vida desordenado también suele ser el resultado de una sobrecarga tecnológica. Aunque la generación del milenio y los que se adaptaron más tarde al boom de la tecnología en el siglo XXI se llaman con orgullo multitarea, ocuparse de demasiadas cosas a la vez puede ser realmente perjudicial no sólo para tu rendimiento, sino también para tu salud.

Aprender a dar un paso atr√°s y ¬ędesenchufarse¬Ľ del ordenador port√°til, el tel√©fono m√≥vil u otros aparatos es ya un paso hacia una vida minimalista y sin desorden. Consigue un descanso muy necesario de las exigencias de un individuo amante de la tecnolog√≠a.

Utiliza sólo un gadget a la vez en la medida de lo posible. Por ejemplo, si no necesitas el teléfono, aprende a guardarlo mientras escribes en el ordenador.

4. Ambiente organizado

Una vez que hayas conseguido ordenar tu desorden, verás que tienes un ambiente más organizado además de tener suficiente espacio para moverte. Además, podrás acceder más rápidamente a la información y a los objetos que necesites.

Piensa que tienes un correo electrónico compartimentado en el que puedes acceder rápidamente a los correos importantes y a los que no lo son tanto porque has creado nuevas carpetas para cada subtema.

Los beneficios de un entorno organizado no s√≥lo implican poder moverse m√°s, sino tambi√©n sentirse menos agobiado por la gran cantidad de desorden que tienes que manejar. Empieza por hacer una lista de los ¬ętemas¬Ľ en los que quieres que tus objetos est√©n organizados, y empieza a agruparlos en cajas.

5. M√°s tiempo para el ocio

Ahora que no te preocupas constantemente de dónde poner qué y qué has colocado, tendrás mucho tiempo para divertirte. Un estilo de vida minimalista no es realmente aburrido o vacío, sino que te da suficiente espacio para hacer las cosas que te importan. A veces esto implica también divertirse.

Una vez que hayas limpiado el desorden, prémiate y tómate un descanso. De hecho, después de organizarlo todo, verás cómo es mucho más fácil hacer cosas y sacar tiempo para otras tareas.

No siempre es un trabajo duro cuando est√°s desordenando tu vida y maximizando el espacio que te rodea. En realidad se trata de aprender a dejar ir algunas cosas para poder empezar a disfrutar de lo que realmente importa.

6. Entorno limpio y saludable

No podemos negar que, en comparaci√≥n con una habitaci√≥n desordenada, una limpia con un m√≠nimo de desorden s√≠ parece m√°s limpia y menos t√≥xica. Pero, ¬Ņsab√≠as que este tipo de ambiente minimalista puede ser realmente m√°s saludable para ti?

El polvo que se acumula alrededor de las muchas chucherías y objetos que solemos dejar tirados por nuestro espacio puede provocar alergias, e incluso algunas enfermedades.

Para tener un cuerpo y una mente m√°s sanos, deshazte del desorden.

Empieza a limpiar y despejar tu espacio para conseguir un respiro literal. Compartimenta tus cosas en cajas u organizadores donde puedas seguir accediendo a ellas sin tenerlas tiradas por todas partes en tu casa o espacio de trabajo.

Lo que hay que saber: Minimizar para organizarse

El minimalismo no es sólo cuestión de espacio ordenado. También se trata de encontrar un entorno adecuado para tu salud y tus necesidades. No hay presión para que parezca totalmente vacío, sino más bien libre de desorden.

Minimice no sólo su espacio sino también su estilo de vida en general hoy mismo.

Resumen

Aquí tienes un rápido resumen de las 6 formas en que el minimalismo puede cambiar tu vida en dos semanas:

¬ŅEst√°s utilizando el minimalismo en tu vida? Deja un comentario abajo.