¿Son buenas las duchas calientes?

¿Qué es eso de meterse en la ducha cada mañana y subir la temperatura?

Nos duchamos con agua caliente porque nos sentimos bien, ¿verdad? Nos duchamos con agua caliente porque vivimos en una época en la que es fácil acceder a ella y no tenemos que machacarnos con agua helada como los hombres de las cavernas.

Sin embargo, si las duchas calientes son o no buenas para nuestro cuerpo es una cuestión totalmente diferente. Hace poco escribimos un artículo en el que destacábamos los beneficios de las duchas frías; y ahora analizamos la otra cara del argumento.

7 razones para dejar de tomar duchas calientes

Si las duchas frías son tan buenas para nosotros, eso debe hacernos cuestionar los pros y los contras de las duchas calientes. ¿Es la comodidad lo único que tienen a su favor las duchas calientes o hay algo más que eso?

En este artículo se exponen todas las razones por las que deberías dejar de ducharte con agua caliente todas las mañanas, y quizás cambiar a duchas frías o algo intermedio.

1. Dañan las células de tu piel

Mientras que tu piel está formada por 3 capas separadas, las duchas calientes afectan a la capa más externa de tu piel, la epidermis. Las duchas calientes suelen dañar las células de queratina, que son las que componen esta capa de la piel.

Existen para mantener la humedad dentro de tu piel, pero la exposición al calor puede dañar a menudo la epidermis, y empeorar el estado de tu piel.

2. Provocarán sequedad en la piel

Por la misma razón por la que las duchas calientes dañan tu piel; la capa de la piel responsable de mantener la humedad dentro de tu piel se daña. Lo que termina dejándote con una piel seca, agrietada y áspera.

El agua caliente elimina los aceites de la piel más rápidamente que el agua tibia. Las duchas largas pueden resecar la piel. Limítate a una única ducha caliente de 5 a 10 minutos al día, o dúchate con agua fría y mejora el estado de tu piel.

3. Son malas para la fertilidad/salud de los testículos

Los estudios han demostrado que los hombres que toman regularmente duchas y baños calientes tienen un mayor riesgo de infertilidad. Un estudio en particular demostró que cuando los hombres con problemas de fertilidad dejaron de tomar baños, 5 de 11 notaron un aumento dramático en el conteo de esperma.

El sobrecalentamiento de los testículos puede ser muy perjudicial para el recuento de esperma y la fertilidad en general. En realidad, tomar duchas/baños helados puede beneficiar la fertilidad de manera significativa.

Se sabe que los espermatozoides se desarrollan mejor en un entorno fresco, por lo que la diferencia entre tomar duchas calientes y duchas frías, puede suponer una gran diferencia para la salud del esperma.

4. DUCHA FRÍA Podrían dañar las cutículas del cabello

¿Esas células de queratina de las que hablábamos antes?

También son las responsables de proteger tu cabello. El agua caliente daña esas células, y puede dañar las cutículas de tu cabello. Lo que esencialmente significa un cabello de peor aspecto, ¡e incluso la pérdida de cabello si se lleva a un cierto grado!

La mayoría de la gente no se lava el pelo con agua lo suficientemente caliente como para dañar su cuero cabelludo y hacer que sus folículos pilosos se debiliten. Sin embargo, a veces la gente lo hace, y esto podría hacer que su cabello sea más delgado en el futuro.

5. A menudo agravan el acné

Por lo que has leído anteriormente, probablemente habrás pensado que las duchas calientes podrían ayudar al acné. Dado que secan un poco tu piel, podrían haber evitado que tus poros contuvieran tantas bacterias aceitosas.

Pues bien, lo cierto es lo contrario. El agua tibia es un sí, pero el agua caliente es un no. Si tus duchas son demasiado calientes, a menudo esto puede agravar el acné y hacer que se extienda.

6. Las duchas calientes son demasiado cómodas

Aparte de los peligros para tu salud física, una de las principales razones para dejar de tomar duchas calientes, es simplemente porque son demasiado cómodas.

Has llegado a esta página porque quieres mejorar, lo sepas o no. Las duchas calientes son demasiado cómodas, y si te acostumbras a esta comodidad, te será más difícil ir a por tus objetivos.

Al igual que las razones para dejar de ver la televisión, o dejar de comer azúcar; todas ellas son adicciones. Y cuando dependes de una adicción fácil que te mantiene cómodo, te resultará mucho más difícil vivir al máximo de tu potencial.

Tu éxito comienza con tu rutina diaria, y si tu rutina está llena de hábitos que son fáciles, y no te benefician de ninguna manera, tienes un problema.

7. Tu productividad podría estar sufriendo

Esto es lo que pasa, te encanta tomar duchas calientes ¿verdad?

Y cuando te gusta hacer algo, quieres hacerlo más. Lo que significa que el tiempo que pasas en la ducha aumenta. En lugar de tomar una ducha fría de 2 minutos, tomas una ducha caliente de 15 minutos.

13 minutos, se van… así de fácil. Ahora imagina que haces esto para más de una actividad a lo largo del día. ¿Cuántos minutos estás perdiendo realmente?

Te sorprenderías de la cantidad de tiempo que puedes recuperar si tomas el camino difícil.

Resumen

He aquí un rápido resumen de las razones para dejar de tomar duchas calientes cada mañana:

¿Estás tratando de dejar de tomar duchas calientes? Deja un comentario a continuación.