Dirigir una empresa con éxito significa que debe tener a los mejores y más cualificados individuos trabajando para ella. Muchas empresas pueden ir más allá si buscan personas cualificadas en un grupo de talentos diversos.

En el mundo corporativo actual, contar con un grupo de mujeres que tomen decisiones en su empresa puede beneficiar a la dirección del grupo. Aquí hay 10 maneras de ayudar a animar a las mujeres en su lugar de trabajo a encontrar el éxito.

1. Ofrecer una mejor remuneración

Lo primero que hay que cambiar en el sector son las tarifas salariales. Las mujeres suelen ganar menos que los hombres por el mismo tipo de trabajo, así que asegúrese de que dispone de paquetes de compensación justos para todos sus empleados.

Si su empresa tiene problemas para atraer a mujeres cualificadas, asegúrese de que su remuneración es algo que puede atraer a nuevas posibles contrataciones.

2.

Una vez que haya contratado a personas para su empresa, esté atento a las mujeres que podrían ser líderes.

Algunas mujeres pueden ser más silenciosas en su demostración de competencia y habilidad, por lo que es importante que los supervisores miren más allá de la persona con la voz más fuerte.

Fíjese en las personas que realmente lo hacen todo, y dedique algo de tiempo a sus empleados para obtener una imagen más clara.

3. RECONOCER LOS PREJUICIOS Reconocer los prejuicios

Desgraciadamente, a veces sigue habiendo prejuicios residuales hacia los hombres en el lugar de trabajo. Algunos tipos de trabajos pueden verse más afectados por este sesgo que otros.

Revise sus propios pensamientos sobre la promoción de una mujer con las mismas o mejores cualidades que su homólogo masculino. Evite hacer generalizaciones sobre cada individuo.

4. Contratar a supervisoras

Para promover más oportunidades para las mujeres en su empresa, es vital contar con fuertes modelos femeninos como líderes en su actual estructura corporativa.

Contar con varias directoras puede ayudar a que las demás empleadas sientan que también pueden avanzar en la empresa. Esto también transmite el mensaje de que tu lugar de trabajo y tu equipo directivo son más representativos de tus empleados.

5. Comprender los diferentes estilos de trabajo

Un lugar de trabajo favorable a las mujeres también está abierto a diferentes tipos de estilos de trabajo.

En muchas situaciones, es posible que tenga que reunir a sus empleados para que trabajen en equipo.

Con los diferentes estilos de trabajo, esto podría ser útil si buscas nuevas ideas y metodologías. Algunos trabajadores son más lógicos, mientras que otros se centran más en el impacto emocional de las cosas.

Además, algunas personas son geniales para entender el panorama general de una idea, y otros trabajadores se desenvuelven mucho mejor con los detalles más pequeños.

6. Acabar con la cultura dominada por los hombres

Si está realmente comprometido con la creación de un lugar de trabajo que valore a las personas de ambos sexos, es vital eliminar la cultura dominada por los hombres de un lugar de trabajo.

Este tipo de entorno laboral intimida a las mujeres y puede dificultar su avance. Un lugar de trabajo dominado por los hombres puede celebrar reuniones de trabajo en campos de golf u otros eventos deportivos.

También puede valorar las técnicas de discusión agresivas en las que muchas mujeres no se sienten tan cómodas participando.

7. Promover políticas favorables a la familia

Una oficina favorable a las mujeres es también la que tiene más políticas que benefician a las familias.

Dado que las mujeres suelen ser las que se acogen a la baja por paternidad, es importante ofrecer un permiso remunerado durante este periodo. Las mujeres con hijos pequeños a menudo se sienten abandonadas, y los empresarios pueden hacer más para ayudarlas a sentirse más animadas.

Ofrecer horarios flexibles e incentivos para el cuidado de los niños podría ayudar a mantener a estas mujeres con talento a bordo de su empresa.

8.

Muchos líderes han descubierto que fomentar la diversidad de todos los grupos de personas en una empresa puede ayudar a las mujeres a sentirse más cómodas en una organización.

Cuando las empresas se esfuerzan por contratar a personas de distintos orígenes y experiencias vitales, se crea un entorno de trabajo mucho más cómodo para todos.

Luego, es esencial asegurarse de que todos puedan compartir sus ideas y sentirse apoyados por los demás.

9.

A veces, si realmente quieres que tu lugar de trabajo sea lo mejor posible en lo que respecta a la diversidad, necesitarás ayuda externa.

Muchas empresas invierten en formación sobre diversidad, en consultores como Luke Visconti o en cursos de competencia cultural. Estos recursos pueden ayudarle a usted y a su personal a estar más abiertos a nuevas oportunidades y formas de definir el éxito en su empresa.

10. Celebrar las diferencias

Por último, haga lo que haga, asegúrese de celebrar las diferencias de las personas de su empresa, no de ignorarlas. Demasiados presidentes de empresas se preocupan por sacar a relucir las diferencias entre sus empleados, por miedo a ofender a alguien.

Algunas personas creen que es más ofensivo pretender que todos sean iguales. Cuando hay un grupo diverso de personas que trabajan juntas para crear algo exitoso, es algo maravilloso.

Resumen

Fomentar la presencia de mujeres en el trabajo requiere que los líderes hagan algo más que buscar trabajadoras.

Hacer que su lugar de trabajo sea un entorno atractivo para todas las personas significa que tiene que examinar detenidamente su compensación, sus permisos y la cultura de su organización.